La Operación Paso del Estrecho (OPE) ha registrado en su primera semana de funcionamiento un movimiento de 2.900 personas y 627 vehículos por el puerto de Málaga, según señaló este jueves el subdelegado del Gobierno, Javier Salas, que junto al presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, visitó el operativo dispuesto.

Salas destacó la «importancia del dispositivo» así como la «fluidez» registrada estos primeros días, lo que suele ser habitual en las primeras semanas. Además, subrayó «la buena coordinación entre organismos y que el flujo de pasajeros y vehículos ha transcurrido con absoluta normalidad».

La Operación Paso del Estrecho es un plan especial de Protección Civil del Ministerio del Interior que coordina en Málaga la Subdelegación del Gobierno en colaboración con la Autoridad Portuaria.

El subdelegado recordó que a partir de los primeros días de julio se espera una mayor afluencia de viajeros y vehículos, y que en el paso de La Jonquera en la tarde de este pasado miércoles se había observado un incremento del tráfico del 25%.

En 2019, último año que se llevó a cabo antes de la pandemia del Covid-19, pasaron por el puerto de Málaga 66.000 viajeros y casi 14.000 vehículos. Este año se estima un incremento que puede ser cercano al 50%, con unos 100.000 viajeros y 21.000 vehículos.

Más de 1.100 personas conforman el operativo especial en la provincia para que el operativo se desarrolle con normalidad, efectivos que en su mayoría pertenecen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; a la Dirección General de Tráfico; a Protección Civil; y a Puertos del Estados, además de personal sanitario y de Cruz Roja, traductores o trabajadores sociales.

Salas destacó y agradeció el trabajo de todos ellos y recordó que la experiencia a lo largo de tres décadas ha permitido alcanzar «una gran eficacia en coordinación y desarrollo» del operativo.

También informó de que los objetivos de este dispositivo son «facilitar una respuesta adecuada y proporcionada a la demanda de servicios e infraestructuras que supone la Operación Paso del Estrecho y responder de forma eficaz ante cualquier emergencia que se pueda producir».

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, señaló que «en coordinación con la Subdelegación del Gobierno hemos hecho un gran esfuerzo para invertir en espacios y carpas en el puerto de Málaga».

«Este año destinamos más de 12.800 metros cuadrados al dispositivo de la OPE para garantizar el confort de estos pasajeros que realizan muchos kilómetros para llegar aquí», indicó Rubio, quien añadió que «según las navieras, parece que hay un alto nivel de reservas por lo que, si no hay problema en la frontera, tenemos muy buenas expectativas».

Este año habrá dos rotaciones diarias con Melilla, excepto los viernes que sólo habrá una, con buques de las compañías Balearia y Acciona-Trasmediterránea. En total se prevén 113 rotaciones entre el 15 de junio y el 15 de agosto.

Señalaron además que hay que tener en consideración determinadas fechas que inciden de forma notable en la distribución de los flujos de viajeros durante la OPE. Así, como días de intensidad alta se prevén el 8 y 9 de julio y del 29 al 31 de julio y 1 de agosto; los de intensidad media serán el 25 y 26 de junio; 1-3 de julio; 10 al 28 de julio y 2 al 14 de agosto. Otras fechas a tener en cuenta serán la Fiesta del Cordero el 11 de julio y la Fiesta Nacional de Francia el 14 de ese mes.

Las compañías marítimas ofrecerán, además, la posibilidad de obtener las correspondientes tarjetas de embarque en las áreas de descanso dispuestas para permitir una mayor agilización en los trámites de embarque.

En concreto, se han dispuesto zonas de estacionamiento y servicios en Málaga, en Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario, Antequera, Casabermeja, Málaga, Torremolinos, Marbella, Estepona y Manilva. En total estas zonas cuentan con capacidad para casi 1.900 vehículos. Se trata de las carreteras A-92, A-92M, A-45, AP-7 y A-7 en ambas direcciones.