Kiosco

La Opinión de Málaga

La Invisible

La Invisible busca fondos europeos para financiar su rehabilitación

A través del museo Reina Sofía y el Van Abbemuseum buscan respaldo para asumir las obras, aunque no podrán acometerlas sin cesión del espacio - El proyecto cultural participará en un evento de museos de arte moderno a escala internacional

Vista del patio interior de La Invisible. Álex Zea

La Invisible continúa su cruzada para evitar su desalojo de la calle Nosquera y mantener el proyecto cultural que iniciaron hace 15 años, tras la okupación del edificio.

El colectivo ciudadano busca ahora fondos europeos para financiar su propio proyecto de rehabilitación integral por fases de las tres edificaciones que componen la casa, y que tiene un presupuesto de ejecución material (PEM) de aproximadamente un millón de euros.

En concreto, primera fase de esa actuación ronda los 150.000 euros y los 180.000 euros según explica Kike España, arquitecto y uno de los autores del proyecto de rehabilitación.

La intención de La Invisible es conseguir catalizar esos fondos a través de sus dos principales respaldos, el Museo Reina Sofía y el Van Abbemuseum de Eindhoven, con el objetivo de financiar el proyecto arquitectónico pero también el proyecto artístico asociado a la propia reforma.

Esa intervención, liderada por los artistas Libia Castro y Ólafur Ólafsson, se denomina "Arte útil" y pretende documentar todo el proceso de obras que pasaría La Invisible hasta su completa rehabilitación.

"El propio proceso de rehabilitación es ya un proyecto artístico también y estos artistas su propuesta es que la experimentación cultural que hay en las propuestas que ya se dan en la casa se mezclan con el propio proceso de rehabilitación", explica Kike España, que añade que a partir de las grabaciones y todo el proceso de rehabilitación se haría una película documental. "Para esa estrategia combinada es para lo que se está buscando financiación junto con el museo de Eindhoven y el Reina Sofía".

No obstante, más allá de que Urbanismo rechaza ese proyecto de rehabilitación por fases y exige el desalojo, lo cierto es que La Invisible no puede iniciar por sí misma estos trabajos porque la ocupación del edificio no está regularizada, lo que cierra la puerta a actuaciones tan básicas en una reforma como, por ejemplo, pedir una licencia de obras a la Gerencia de Urbanismo.

Por ello, desde La Invisible vuelven a insistir al Ayuntamiento de Málaga a que "retome las vías de diálogo" para garantizar la cesión de uso del espacio y poder iniciar las obras.

Aún así, desde La Invisible aseguran que seguirán adelante con la búsqueda de financiación para demostrar que "no se quedan parados" y que su disposición es cumplir "la legalidad vigente". "Para eso hace falta que el ayuntamiento no obstaculice", señala España, que reitera que desde 2011 con la firma del Protocolo de Intenciones La Invisible se encuentra en una situación de cesión en precario.

"Es una medida de no quedarnos parados, no esperar a que el ayuntamiento siga con esta parálisis sino de decir que somos capaces de movilizar contactos y de proponer cosas", añade.

La Invisible consiguió aplazar el último intento de desalojo por parte del Ayuntamiento de Málaga el pasado mes de mayo, cuando el juzgado de lo Contencioso-Administrativo denegó la petición de lanzamiento al encontrarse un proceso judicial en marcha desde 2018.

Nuevas alianzas

Por otro lado, La Invisible ha anunciado su participación en un congreso organizado por el Comité Internacional de Museos y Colecciones de Arte Moderno (CIMAM) que se celebrará en noviembre en el museo Es Baluard, en Mallorca.

Se trata de un evento internacional en el que participarán museos, institutos, artistas y universidades de diferentes países, un escenario que desde La Invisible entienden como una oportunidad para crear nuevas alianzas y difundir su proyecto cultural.

"Lo que parece cada vez más innegable es que mientras el alcalde persiste en su amenaza de desalojo dentro de lo que se llama la ciudad de los museos, La Invisible no hace sino fortalecer sus alianzas con estos próximos encuentros", ha señalado Floren Cabello, en la dirección de La Invisible.

Asimismo, el jueves 30 de junio asistirá a La Invisible la directora del museo Esbaluard, Inma Prieto, quien es también representante de la Asociación de Directoras y Directores de Arte Contemporáneo (Adace). Después, el 2 de julio, Isidro López-Aparicio, de la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales de España, dará un taller de creación y memoria colectiva sobre los 15 años de la Casa Invisible.

Compartir el artículo

stats