Kiosco

La Opinión de Málaga

Los municipios de Málaga, sin hacer los deberes a año y medio del cambio de la normativa de residuos

La mayoría de los grandes ayuntamientos malagueños afronta con bastante retraso una serie de modificaciones y de campañas informativas al usuario que exige el nuevo modelo normativo

La recogida de los residuos experimentará cambios significativos con la vista puesta en el horizonte 2030. L. O.

Con el tiempo ya justo. La mayoría de los grandes municipios de la Costa del Sol inicia el verano con bastante trabajo en las delegaciones de Medio Ambiente o Limpieza, en base a un cambio normativo en la recogida de residuos para el que disponen de apenas año y medio de plazo. Así ha podido confirmarlo este periódico, al consultar a los ayuntamientos malagueños que poseen mayor población

Hay excepciones, como Málaga -que acaba de implantar nuevos contenedores en Teatinos-, Torremolinos o Rincón de la Victoria. Pero en otros términos incluso se analizan las opciones presupuestarias que condicionan todo el esfuerzo que deben afrontar cuando aún no se ha terminado de salir de la pandemia.

En localidades como el propio término rinconero, los gastos derivados de este cambio de normativa van a poder compensarse con las ayudas solicitadas a otras administraciones, como relatan los máximos responsables públicos. «Hemos encargado ya los nuevos tipos de contenedores, de manera que estamos en plena implementación del nuevo modelo. Pero además hemos adelantado el trabajo para poder desarrollar distintas campañas de concienciación y sensibilización», expresa en un comunicado el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria.

Una de las líneas de actuación va dirigida hacia la puesta en marcha de un nuevo sistema de contenedores orgánicos, que en esta localidad se han podido incluir en el nuevo contrato realizado con la empresa adjudicataria del servicio de residuos. Recordemos que en febrero pasado, Clece y FCC fueron proclamadas como nuevas responsables de la limpieza en el término rinconero.

La primera se ha hecho cargo de los edificios y la segunda tanto de la limpieza viaria como de las labores de mantenimiento de las playas del municipio. En otros términos de la comarca axárquica, como Torrox, también se ha podido adelantar parte del trabajo mediante la revisión de los términos del contrato en vigor con la empresa adjudicataria de estos servicios.

Con la vista puesta en el horizonte 2030, en Torremolinos también hay trabajo avanzado. Pero contrastan ciertos términos con otros en los que ni siquiera hay una partida económica destinada a esta readaptación. Son además mayoritarios estos consistorios frente a los que sí han dado los primeros pasos, aunque sea a modo de petición de presupuestos.

La normativa es extensa, porque se aspira a priorizar los sistemas que garanticen los ratios de separación más altos o aquellos sistemas que son cerrados o de los denominados inteligentes. Para instalar unos u otros se debe implementar una memoria que compare la eficacia de los sistemas empleados en función del número de habitantes que resida en cada zona urbana.

El concejal de Medio Ambiente en Torremolinos, Francisco Cerdán, sostiene que el trabajo en su término se va a implementar en sucesivas fases temporales «hasta llegar a la totalidad del municipio». Y avanza que se prioriza en su caso el sector hostelero. El objetivo es implantar un sistema aditivo de recogida de FORS (Fracción orgánica de recogida separada) en la totalidad del municipio, «si bien se realizará por fases casi solapadas en el tiempo, teniendo en cuenta que estamos ante un municipio eminentemente turístico».

Así, en el término torremolinense, es en la zona litoral donde se sitúan el 80% de los restaurantes y hoteles, sector que en la actualidad constituye el 20% de la recogida diaria de residuos sólidos urbanos. Son aproximadamente 20 toneladas diarias, como argumenta Cerdán.

La inversión sólo en este consistorio será de unos 800.0000 euros en cuanto a la flota. Y el coste anual del servicio se elevará hasta los 1,2 millones de euros. La intención es la de que el servicio para hostelería en este término arranque en una primera fase esta misma semana. Pero aún quedan dos fases más y la cuenta atrás ya está en marcha.

Compartir el artículo

stats