Los 'skaters' de Málaga reclaman una zona donde poder patinar ya que muchas veces la policía los echa de la Plaza de la Marina, zona donde algunos, como Raúl P., llevan patinando 25 años. Raúl explica que “va por épocas” y que hay muchas en las que no les permiten patinar.

El 'skater' explica que al no ser un colectivo muy grande, no pueden hacer nada para conseguir un espacio para ellos, aunque lo necesiten. “Al final somos cuatros gatos y coincidimos como mucho unos 10 'skaters' en el día a día”, afirma. “Nosotros patinar, patinamos, porque es el deporte que nos gusta y algunos llevamos haciéndolo toda la vida, y si nos echan, pues nos vamos donde podamos”.

“Allí nos juntamos diferentes generaciones”, cuenta Raúl, “los mayores tenemos entre 40 y 46 años, luego hay chicos de 30, de 20, de 10 e incluso más pequeños”. Afirma que ellos, la generación mayor, inculcan a los menores que el peatón siempre tiene prioridad y que hay que respetarlo “al 100%”. “Todo esto lo tenemos muy claro, porque lo que queremos es poder hacer uso de esta zona como lo llevamos haciendo durante 30 años”, sentencia.

“Yo entiendo que puede ser por el ruido o porque es verdad que la práctica de este deporte antiguamente estaba muy mal vista porque era algo alternativo y diferente, pero ahora ya es hasta un deporte olímpico”, expone el 'skater', quien no entiende del todo el motivo por el cual les echan de la plaza. Añade que la policía “suele ser en fechas aleatorias, aunque seguramente para la policía o para el Ayuntamiento o para quien envíe a las patrullas serán fechas importantes”. 

Por otro lado, Raúl asegura que “la gente no suele quejarse, al contrario, la gente se para a vernos porque ve allí entre cinco o diez chavales haciendo trucos que a nivel visual son espectaculares y la gente lo disfruta. El turista que pasea por allí se queda totalmente perplejo”. Añade que a veces van familias con niños y que ellos invitan a los niños a que se unan, ya que su “interés es convivir con la gente, ser educados y respetuosos, e inculcar esto a las generaciones más jóvenes”.

Vista de la plaza de la Marina usada para la práctica del skate

Raúl afirma que en Málaga hay zonas habilitadas para el skate, pero que en la zona del centro no hay ninguna. Asimismo, explica que el skate “está muy segmentado en varias categorías” y que todas ellas necesitan de unos módulos diferentes. Se diferencian, entre otros, el skate de calle,  el 'skatepark' y el skate de rampa. Además, en un 'skatepark' conviven: los 'skaters', que van con el skate; los 'rollers', que van con patines, los 'bikers', que van con bicicleta, etc.

“Tienen que intentar crear un espacio para tener contento a todo el mundo como hicieron con el Rubén Alcántara”, afirma el 'skater'. Explica que no van allí porque se encuentra en Nueva Málaga, una zona alejada, y es de pago. “Si no vamos a las zonas es porque o no están adaptadas o porque están demasiado lejos”, asegura. 

Cada tipo de skate tiene unas necesidades, “nosotros realmente solo necesitamos un espacio pequeño con unos bordillos y unas barandillas en el suelo y ya está”, expone, y añade que “la gente piensa que el skate siempre necesita rampas y nosotros no necesitamos eso”.

Raúl cuenta que tras la reforma de la Plaza de la Marina en los años 80, allí se empezó a patinar y que no ha sido hasta en estos últimos años cuando han tenido problemas para poder practicar su deporte. Por ello, reclaman un espacio adaptado a sus necesidades en el centro de la capital malagueña y hacen hincapié en que su “intención es cuidar el entorno de la plaza y la convivencia”.