La tercera jornada de la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) de la compañía Ryanair ha dejado desde primera hora de la mañana de este domingo largas colas de pasajeros cansados y frustrados en el mostrador de la empresa irlandesa en el Aeropuerto de Málaga Costa del Sol.

Más de un centenar de familias, viajeros solitarios y grupos de amigos –la mayoría extranjeros- esperaban desde primera hora de la mañana durante varias horas para reclamar una solución alternativa por la cancelación de su vuelo, algo que ha generado mucho enfado entre los clientes de la compañía.

Dolores Merino y Francisco González han salido con el coche a las 01:30 de la madrugada desde Andújar (Jaén) hacia el Aeropuerto de Málaga para coger un vuelo que salía a las 08:00 y visitar a su hijo en Nottingham (Reino Unido), pero también se ha cancelado y llevan unas tres horas de cola para buscar una solución.

Para Dolores es “un desastre total” mientras que para su marido es “una putada que no tiene indemnización suficiente” según señalan a EFE, ya que tenían pagado el transporte desde el aeropuerto británico hasta el alojamiento y el hotel y ahora temen que en su vuelo de vuelta –el día 30 de junio- les pille también la huelga si consiguen viajar.

Muchos de los clientes de Ryanair esperan agotados, sentados o acostados en el suelo mientras otros aprovechan para comunicarse con sus familiares por Whatsapp a través de audios o leen un libro para hacer que el tiempo pase más deprisa.

Pengyran Syazwan, un joven de 34 años de Malasia, es uno de los últimos en la cola para reclamar la cancelación de su vuelo –que salía a las 06:55- a Exeter, en Reino Unido, ciudad a la que iba a acudir para la graduación de su hermano menor y asegura a EFE que está “muy cansado y frustrado” y que la compañía no les ha ofrecido nada para comer a pesar de llevar tres horas en cola.

Jesús, de 37 años, viajaba a Suecia para reencontrase con unos amigos y su vuelo debía salir a las 7 de la mañana, pero cuando se acercaba la hora de embarcar retrasaron el vuelo y posteriormente fue cancelado, lo que ha hecho al hombre guardar más de dos horas y media de cola “kilométrica” para buscar una solución que él no cree que sea “próxima”.

María Jimena, de 39 años, volaba a las 06:45 hasta Manchester para luego trasladarse a Blackpool, su lugar de residencia, tras dos semanas en su Nerja natal y asegura a EFE que Ryanair no debería haber aceptado la compra de los vuelos al saber que muchos de ellos se iban a cancelar por la huelga.

“Con esta compañía yo no viajo nunca más”, asegura Jimena tras cuatro horas de cola y se pregunta qué valor tiene para la compañía el derecho de los clientes, que también “son personas y quieren volver a casa”.

Cancelaciones y retrasos en los aeropuertos españoles por la huelga de Ryanair

Cancelaciones y retrasos en los aeropuertos españoles por la huelga de Ryanair Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Veinte vuelos afectados este domingo

El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol es el que más se está viendo afectado este domingo por la huelga acumulando hasta las 19.00 horas, un total de 20 vuelos cancelados con origen o destino en esta base, y hasta seis salidas con retraso. Según ha informado USO, la tercera jornada de huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair ha dejado, por el momento, 42 vuelos cancelados con llegada o salida a los aeropuertos españoles donde opera la aerolínea, y un total de 58 salidas han sufrido retrasos.

Los sindicatos USO y Sitcpla convocaron esta huelga para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio, en las diez bases de la aerolínea en España --Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma de Mallorca--.