Kiosco

La Opinión de Málaga

Seguridad ciudadana

La plaza de la Constitución y la del Siglo, las más ruidosas de Málaga capital

El equipo de gobierno se muestra satisfecho con el dispositivo extraordinario de patrullaje en el Centro y Teatinos por lo que no plantea por ahora nuevas medidas extraordinarias

Una pareja de agentes de la Policía Local patrulla en el Centro de Málaga. L. O.

La llegada de la normalidad tras los meses de encierro debido a la Covid-19 ha devuelto a la ciudadanía la vida social de la que tuvo que desprenderse por obligación.

Inevitablemente, ese cambio ha traído de vuelta problemas de convivencia que la crisis sanitaria había dejado en «stand by» y que se han recuperado tan pronto como la sociedad pudo volver a los hábitos de siempre.

Esto, trasladado a zonas de gran afluencia tanto de malagueños como de turistas, es decir, el Centro Histórico y Teatinos, se ha vuelto a traducir en problemas de convivencia y ruido que los vecinos sufrían desde hace años.

De hecho, en algo más de un mes, desde el 16 de mayo al 20 de junio, la Policía Local ha tramitado en estos dos distritos hasta 762 denuncias por infringir dos ordenanzas municipales: la que regula la contaminación por ruidos, vibraciones y otras formas de energía, así como la que pretende garantizar la convivencia ciudadana y la protección del espacio urbano de la capital malagueña.

De esas denuncias, 531 se interpusieron a personas por comportamiento punibles como cantar o gritar en la calle interfiriendo en el descanso de los vecinos, hacer funcionar equipos de audio, amplificadores o megáfonos en la vía pública o protagonizar altercados como miccionar en espacios públicos o frecuentados por menores.

En cuanto a los establecimientos, se contabilizan 231 sanciones en el mismo período según la suma de los balances semanales publicados por el Ayuntamiento de Málaga.

Entre los motivos de infracción se incluye dejar trascender la música del local al exterior a través de puertas o ventanas, carecer de permiso de música, dispensar bebidas alcohólicas para su consumo en zonas no autorizadas o incumplimiento de los horarios de cierre.

Las multas por contaminación acústica van desde los 600 hasta los 300.000 euros. Las relacionadas con la convivencia ciudadana parte de los 300 euros para las sanciones más leves.

Las denuncias son por molestar a los vecinos e incluso hacer las necesidades fisiológicas en la calle

decoration

Patrullaje

Ante el aumento de las críticas vecinales, acompañado de unas previsiones turísticas que prácticamente superan a los años prepandémicos, el Ayuntamiento de Málaga activó a principios de junio un dispositivo policial de patrullaje a pie por 78 calles del Casco Histórico durante los fines de semana para poner coto a los problemas de convivencia generados por el turismo de borrachera y las despedidas de soltero, una medida que se ha extendido también a Teatinos. Aunque se valoró en un principio, por ahora esta medida no se aplicará en Echeverría de Huelin, otra zona muy concurrida por la concentración de bares y zonas de restauración, por la ausencia de denuncias.

«Pensamos que está más controlado, el número de incidencias no ha ido en aumento a pesar de que sí ha ido en aumento el número de personas que están viniendo de fuera por las fechas en las que estamos», compartió esta semana la portavoz de equipo de gobierno, Susana Carillo, que aseguró que el «empeño» del Ayuntamiento de Málaga sigue en «no bajar la guardia».

Eso sí, no se plantean, por ahora, nuevas medidas extraordinarias para la temporada de verano, ya que consideran que el patrullaje policial está dando resultados.

Cabe recordar que en la zona este, en el tramo entre El Palo y Pedregalejo ya se ha desplegado un refuerzo de agentes que se mantendrá hasta septiembre ante las previsiones de aumento de afluencia de población y de visitantes.

La plaza de la Constitución, la del Siglo o la calle Convalecientes, los puntos más conflictivos

Cada semana, el Ayuntamiento de Málaga hace público un balance con las actuaciones policiales relacionadas con las ordenanzas sobre la contaminación por ruidos, vibraciones y otras formas de energía, así como la de garantía de la convivencia ciudadana y la protección del espacio urbano en la ciudad de Málaga.

Aunando esos registros semanales desde el 16 de mayo hasta el pasado 20 de junio, es posible detectar los puntos más conflictivos en relación con el exceso de ruido y los altercados.

Así, de esos registros ofrecidos por el consistorio sobre las actuaciones de la Policía Local en Málaga capital se extrae que la plaza de la Constitución es el punto donde más sanciones se han puesto, hasta 34 en el período analizado.

De hecho, en esta céntrica plaza se llegan a registrar hasta 18 sanciones interpuestas por la Policía Local en una noche- el dispositivo extraordinario de patrullaje está activo los fines de semana desde las 23 hasta las 07 horas-. Le sigue la plaza del Siglo, con 27 o la calle San Telmo, con 26.

Con una veintena de sanciones también se encuentra la calle Convalecientes, la calle Granada o la calle Santa Lucía.

Le siguen las calles Luis de Velázquez, Méndez Núñez, la plaza de La Merced, calle Beatas, Calderería, Duque de la Victoria, Pito, Comedias, Ramón Franquelo, Marqués de Larios, Ángel, la plaza de los Mártires o Nosquera.

Así hasta 69 calles en las que también se incluyen algunas de Teatinos como la avenida de Jenofonte, la calle Teseo o Parménides.

También se incluye una denuncia en la avenida de Carlos Haya por provocar destrozos en mobiliario urbano.

Las denuncias incluyen sanciones a personas por, por ejemplo, interferir en el descanso de los vecinos hasta incluso hacer las necesidades fisiológicas en la calle, pero también a establecimientos que no cuentan con licencia de apertura o que dispensan bebidas alcohólicas fuera del local y de las zonas autorizadas para ello.

Compartir el artículo

stats