La semana comienza en Málaga con la temperatura más alta de Andalucía, que casi alcanzará los 35 grados en distintos puntos del litoral y del valle del Guadalhorce, donde el terral ya ha hecho acto de presencia, aunque por suerte de manera suave. El viento ha hecho que los termómetros se eleven -tras varios días de calor suave- hasta los 33,4 grados de máxima que se han registrado este lunes por la tarde en el aeropuerto de Málaga, siendo el registro más alto de toda Andalucía y rivalizando con los 34,4 grados que ha alcanzado la localidad de Archena, en Murcia.

No se esperan precipitaciones a lo largo de la semana pero sí fuertes ráfagas de viento llegando a los 40 kilómetros por hora, que el viernes podrán superar los 47 kilómetros por hora.

Las temperaturas se mantendrán durante la semana rondando los 30 grados de máxima, aunque a partir de este martes descenderá el mercurio, y no se superarán los 25 de grados centígrados en la capital. No obstante, en algunos puntos del interior de la provincia podría alcanzar los 30 grados, como en los casos de Almargen y Alameda. De hecho, prácticamente en todo el interior las temperaturas serán superiores a las que se registrarán de la costa, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) como ocurrirá en Cártama o en Álora, donde llegarán el jueves a los 35 grados centígrados, mientras que en Marbella, Fuengirola o Nerja el termómetro no rebasará los 30 grados.