Kiosco

La Opinión de Málaga

Política

La ‘mudanza’ a Sevilla concede oportunidades en el PSOE y el PP

Paloma Alonso sustituirá en el Senado a Josele Aguilar mientras que María del Carmen Márquez y Víctor Romero suplirán a Francisca Caracuel y Francisco Oblaré en la Diputación

De izquierda a derecha: Paloma Alonso, Víctor Romero y María del Carmen Márquez. L. O.

La ‘mudanza’ a Sevilla de los parlamentarios andaluces por Málaga concederá nuevas oportunidades tanto en el PSOE como el PP a nivel provincial. De hecho, Paloma Alonso sustituirá en el Senado al socialista Josele Aguilar mientras que María del Carmen Márquez y Víctor Romero suplirán a Francisca Caracuel y Francisco Oblaré como diputados populares en la Diputación.

El cabeza de lista del PSOE en los comicios regionales del 19J, Josele Aguilar, dejará de ser senador el próximo 13 de julio, justo un día antes de la constitución del nuevo Parlamento de Andalucía. Recientemente, asistió a su último pleno en la Cámara Alta, de modo que en la próxima sesión plenaria del 19 de julio ya estará ocupando su lugar la fuengiroleña Paloma Alonso. Además de haber sido concejala en la ciudad costasoleña, la nueva senadora fue vicepresidenta de la Diputación y diputada de Igualdad con Salvador Pendón como presidente.

Las dos parlamentarias socialistas que han resultado electas por la provincia, Isabel Aguilera y Alicia Murillo, son actualmente concejalas en Ronda y Málaga, respectivamente. Todo apunta a que ambas continuarán como ediles y lo compaginarán durante el último año de la legislatura municipal, aunque fuentes socialistas recuerdan que aún no se ha tomado una decisión al respecto y que un posible movimiento se vería condicionado por el rol que asuman en el nuevo grupo parlamentario. En el caso de Isabel Aguilera, en los próximos meses también se despejará la incógnita de si concurre como candidata a la alcaldía de la Ciudad del Tajo, algo que inicialmente sería lo lógico. Eso sí, la secretaria general del PSOE rondeño tendría que pasar por un proceso de primarias si hay otros aspirantes.

En cambio, no se produciría ahora mismo una situación de ‘pluriempleo’ en el caso del antequerano José Luis Ruiz Espejo, quien se centrará en su continuidad como parlamentario andaluz y ya no tiene la responsabilidad extra que le asignaba la secretaría general del PSOE de Málaga.

Entre los nuevos parlamentarios del PP, se aprecia igualmente el efecto que las elecciones andaluzas tendrán en otras instituciones. Sin ir más lejos, han resultado elegidos para la cámara autonómica dos exponentes importantes de la Diputación de Málaga: su vicepresidenta tercera, la teniente de alcalde marbellí Francisca Caracuel, y el portavoz popular y diputado de Fomento en el ente provincial, Francisco Oblaré. Sus sillones en el pleno de calle Pacífico serán ocupados por el ‘numero 2’ de Toñi Ledesma en Alhaurín el Grande, Víctor Romero, y por la que fuera candidata a la alcaldía de Ojén y actual portavoz del PP en el municipio, María del Carmen Márquez.

En el caso de ‘Kika’ Caracuel, su marcha pondrá fin a un periplo de once años como vicepresidenta de la institución provincial durante las etapas como presidentes de Elías Bendodo y Francisco Salado. Si la abogada marbellí fuese elegida para una función estelar en el nuevo Gobierno andaluz de Juanma Moreno, su trabajo en Sevilla también afectaría a sus responsabilidades en el Ayuntamiento de Marbella, dónde en agosto de 2017 asumió el área de Urbanismo a raíz de la moción de censura con la que el PP recuperó la alcaldía. Si ‘solo’ ejerce como parlamentaria, lo normal es que lo compagine con su labor en el ámbito municipal.

Ahora, la Diputación tendrá que realizar nuevos cambios en su Gobierno. Será medio año después de la remodelación impulsada en Navidad, tras el cese como vicepresidente del ex de Cs Juan Carlos Maldonado.

Compartir el artículo

stats