Kiosco

La Opinión de Málaga

Movilidad

El Brexit y las compañías aéreas generan nuevos retrasos y colas

Las empresas de transporte para turistas y residentes británicos especifican que muchos usuarios aún desconocen el nuevo protocolo aduanero - Aena minimiza la incidencia en Málaga

Pasajeros en el aeropuerto de Málaga. la opinión

El Brexit, las incidencias por huelga en algunas compañías aéreas, los desajustes en las terminales británicas y el desconocimiento sobre el nuevo protocolo aduanero por parte de muchos usuarios, a las puertas del mes de julio, han generado la tormenta perfecta para que vuelvan los retrasos y las colas a aeropuertos como el de Málaga.

Aunque Aena expresa que la incidencia en la terminal costasoleña es mínima, frente a la situación en Madrid, Barcelona o Palma, las empresas de transporte de viajeros británicos hacia distintos lugares de la provincia expresan su malestar. La situación ha mejorado con nuevos agentes destinados al control de pasaportes, pero aún sería necesario un mayor refuerzo, según señalaban ayer a este periódico.

En ocasiones, los viajes programados terminan por demorarse por causas ajenas a estas empresas, lo que propicia la necesidad de ampliar o variar horarios «sobre la marcha y sin poder de reacción», alegan. «Según nos dicen los propios agentes aduaneros, «hay muchos turistas británicos que no se han dado cuenta hasta estos días, cuando han tenido que tomar el avión, que ya son extranjeros en la Costa del Sol, con lo que ello representa a efectos de tramitación de sus estancias», expresa una de las agentes consultadas, la esteponera María Ruiz.

Otra consecuencia que tiene el nuevo marco lo viven las propias agencias turísticas. En el sector de la aviación, precisamente, el caos en muchos aeropuertos británicos viene derivado de la enorme crisis de personal que ha desatado el Brexit en las islas. Y las cancelaciones reiteradas van a continuar hasta que se pueda buscar un acuerdo para que trabajadores de la UE puedan volver a ejercer su labor en suelo británico.

El Gobierno británico echa balones fuera y defiende que la culpa del caos en determinadas terminales, en el sentido de la falta de personal, parte de la venta de más billetes y paquetes turísticos de los que tienen capacidad para operar. Para el Ejecutivo, hasta el Brexit formaban parte de las plantillas de las aerolíneas británicas tres de cada diez ciudadanos no nacidos en suelo británico. Ahora no parece fácil volver a atraer a toda esa mano de obra, entre otros motivos porque para las compañías «el Gobierno no parece estar dispuesto a ayudarnos».

Fuentes de la embajada británica también relativizan la situación, aunque reconocen que hay aplazamientos de estancias en localidades malagueñas como Marbella, Nerja, Fuengirola, Benalmádena o la propia capital. Confían en que las aerolíneas pongan freno a la crisis de personal existente, si bien es cierto que la subida de los combustibles «también ha impedido que las empresas puedan reforzar como quisieran sus plantillas». Este factor ha hecho que los precios de los billetes también hayan subido significativamente desde el estallido de la guerra en Ucrania.

Para ayuntamientos como el de Mijas, Reino Unido debe afrontar este problema de manera dialogada, porque miles de ciudadanos aguardan «mejoras para poder regresar a la Costa del Sol».

Compartir el artículo

stats