La Guardia Civil ha denunciado a dos personas que fueron sorprendidas en Málaga el pasado 6 de junio haciendo trampas en el examen teórico de conducir, con idea de aprobarlo con audífono, cámara espía y un módem portátil.

Uno de los denunciados es un varón de 30 años de edad que se presentaba a la prueba teórica para obtener el permiso de conducir de la clase B, aunque se le descubrieron encima varios medios electrónicos prohibidos, portando un audífono, cámara espía, un módem portátil y un teléfono móvil ocultos entre las prendas de vestir que usaba durante la prueba.

Ante las sospechas detectadas por examinadores de la DGT, se estableció un dispositivo por agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que permitió localizar e identificar a la persona, que desde el exterior de la Jefatura, estaba facilitando las respuestas a la persona que se examinaba, haciendo posible realizar el fraude.

El 21 de marzo de 2022 entró en vigor la modificación de la Ley de Seguridad Vial que sanciona estos actos, el que facilita los medios se enfrenta a una sanción de 500 euros y el que se examina a una sanción de 500 euros y una penalización de seis meses sin poder presentarse a examen.