Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Torre Atalaya

El Colegio Revello de Toro se pasa al cine

Niños de 6º de Primaria del CEIP Pintor Revello de Toro han participado en ‘Aire’, un corto de 15 minutos dirigido por la profesora Esther Garrido, que a su vez homenajea a su abuelo maestro. El alumnado también ha colaborado en el guión del corto, rodado en parte en el colegio

Esther Garrido, ayer, sentada en el aula donde se rodó parte del corto, entre los dos niños protagonistas -Pablo Díaz (izq.) y Jorge Otero y algunos de los participantes. A.V.

Lucas es un alumno bastante faltón con los compañeros y con sus padres, pero el descubrimiento de un diario, con las vivencias de un colegial de 1955, le conectará a él, un niño de 2022, con el de los años 50 y le cambiará la vida para siempre, además de conducirle a un gran descubrimiento.

Este es el motor narrativo de ‘Aire’, un cortometraje de 15 minutos realizado durante mes y medio y con el que el CEIP Pintor Revello de Toro de Torre Atalaya, en cuyas instalaciones se rodaron parte de las escenas, ha tomado parte en el Programa Para la Innovación Educativa Aula de Cine, de la Junta de Andalucía. ‘Aire’ puede verse en Youtube.

Al mando del corto, como directora, guionista y montadora, ha estado Esther Garrido, profesora de Infantil del Revello de Toro y desde hace un par de años, también iniciándose como actriz. «La jefa de estudios, Pilar Ortega, me dijo que existía este Aula de Cine, yo ya había hecho pequeñas cosas de interpretación, trajimos a una amiga que es productora y les enseñó a los niños los pasos para hacer una película; luego un amigo que es cámara les mostró los distintos tipos de plano y como ya sabían cómo hacer una película dijimos: vamos a hacerla», resume.

Escena del cortometraje, en una clase del Revello de Toro. L.O.

En la elaboración del guión ha participado el alumnado de 6º de Primaria, el curso escogido para grabar el corto. «Me empezó a surgir la idea de un mensaje del pasado al presente y luego los niños iban dando ideas poco a poco», cuenta la directora, que explica que en el rodaje sólo empleó para grabar su cámara de móvil. 

Y un personaje real que planea por toda la obra es don Miguel Garrido, su abuelo, fallecido en 2018 con 92 años, un recordado maestro salmantino que impartió durante 30 años Geografía e Historia en Málaga, en concreto en los colegios Sagrado Corazón de Jesús y Pablo Ruiz Picasso. De hecho, don Miguel es uno de los personajes del corto, el maestro de Manuel, el niño autor del diario.

Por cierto que para escoger el reparto, la directora realizó pruebas a los alumnos (no a las alumnas, porque en los años 50 no había clases mixtas). «Elegí al protagonista por las expresiones de la cara, que son únicas», explica.

Arriba, don Miguel Garrido juega al ajedrez con su bisnieto, el hijo de Esther. Debajo, una escena parecida se ha reproducido en 'Aire' con los personajes de abuelo y nieto. L.O.

Lucas y Manuel

Lucas, el personaje protagonista del niño faltón, lo interpreta Jorge Otero, de 11 años, que se estrenó con este papel en la intepretación y cuenta que «con un poquitín de esfuerzo» se aprendió las frases y no resultó complicado actuar: «La verdad es que me metía en el papel e intentaba hacerlo lo mejor posible», confiesa. Por cierto que después de actuar en esta pequeña película Jorge lo tiene claro: «De mayor quiero ser actor para ser famoso».

Junto a Jorge está Irene Marín, su madre, que además ha hecho de madre de su hijo en el cortometraje y confiesa que, además de divertirse, ha habido momentos en los que se ha emocionado al ver a Jorge actuar. «Mira que han sido horas de rodaje, pero luego el corto se hace corto», remarca.  

Otro protagonista es Pablo Díaz, también de 11 años, que interpreta a Manuel, el niño de 1955 y suya es la voz que lee ese crucial diario. «Era la primera vez que actuaba y la verdad es que ha sido una sensación muy chula y una experiencia nueva que me ha gustado mucho», resalta. De mayor, explica, quiere estudiar Magisterio o Pediatría.

Museo de la Educación

El colegio de los años 50 fue posible gracias al flamante Museo de la Educación de Alhaurín de la Torre, que cuenta con un aula que reproduce esos tiempos. Los participantes del corto subrayan la amabilidad y la gran ayuda que ofrecieron los responsables del museo.

Al frente de ese aula de 1955 estuvo Eduardo Duro, que interpretó a don Miguel Garrido. Eduardo es actor profesional y profesor jubilado de Primaria. «Seguimos las directrices de Esther. Ha sido un trabajo bonito, además las escuelas antiguas las he vivido desde chiquitillo porque mis padres eran maestros en un pueblo de Jaén y eso lo he respirado», detalla.

Un momento del rodaje en el Museo de la Educación de Alhaurín de la Torre. L.O.

También es actor profesional y profesor jubilado, esta vez de Secundaria, Antonio Caparrós, que interpretó al abuelo de Lucas. Como subraya, «los niños son auténticos competidores, lo hacen con tanta naturalidad que es difícil superarlos».

En el elenco también estuvo Pilar Jurado, profesora del Revello de Toro, que hizo de directora del colegio. Y como los buenos guiones, la sorpresa del cortometraje se desvela al final.

‘Aire’ ha resultado una experiencia tan refrescante para todos, que el año que viene el colegio y Esther Garrido quieren repetir con un nuevo cortometraje.  

    

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

Compartir el artículo

stats