Kiosco

La Opinión de Málaga

Pensiones

La subida de las pensiones no contributivas beneficiará a cerca de 20.900 malagueños

El aumento transitorio del 15% aprobado por el Gobierno hasta final de año para estas prestaciones afecta a 13.453 de jubilación y 7.441 de invalidez

Una pareja de jubilados. E. P.

La medida aprobada por el Gobierno de subir la cuantía de las pensiones no contributivas de invalidez y jubilación en un 15% hasta final de año para atenuar el impacto de la alta tasa de inflación en los hogares beneficiará en la provincia de Málaga a cerca de 20.900 prestaciones. El impacto de este incremento, que será de aplicación desde el 1 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2022, se realizará sobre el importe que le corresponda recibir a cada beneficiario al mes. En Málaga hay 13.453 pensiones no contributivas de jubilación con un importe medio de 424,8 euros y otras 7.441 de invalidez con promedio de 463 euros, según los últimos datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) disponibles, correspondientes al mes de mayo.

La medida, que fue aprobada el pasado 25 de junio en el Real Decreto Ley de medidas contra los efectos económicos de la guerra de Ucrania, beneficiará en torno a 444.000 pensionistas a partir de este mes de julio y hasta diciembre. El Ejecutivo quiere así reforzar las rentas de los hogares especialmente vulnerables.

En concreto, y según los cálculos del Ejecutivo, la subida será de entre 63 y 94 euros mensuales, dependiendo del tipo de prestación, con el objetivo principal es proteger a los pensionistas con rentas más bajas de la pérdida de poder adquisitivo derivada del alza de la inflación, que en junio alcanzó el 10,2% interanual.

Teniendo en cuenta las cantidades recogidas en el Real Decreto 65/2022, de 25 de enero, las pensiones básicas de jubilación pasarán a ser de 491,7 euros al mes y las de invalidez de 531 euros. La cuantía individual exacta de la pensión se establece en función del número de beneficiarios de este tipo de prestación integrados en la misma unidad económica de convivencia, de los ingresos personales y/o los de las personas que integran la unidad económica.

Las pensiones no contributivas subirán un 15 por ciento tras el pacto alcanzado entre el Gobierno y Bildu

Las pensiones no contributivas subirán un 15 por ciento tras el pacto alcanzado entre el Gobierno y Bildu

Protección de colectivos

Las pensiones no contributivas son prestaciones económicas que se reconocen a aquellos ciudadanos que, encontrándose en situación de necesidad protegible, carezcan de recursos suficientes para su subsistencia en los términos legalmente establecidos, aun cuando no hayan cotizado nunca o el tiempo suficiente para alcanzar las prestaciones del nivel contributivo. Estas pensiones son gestionadas por el Imserso y cubren los supuestos de jubilación e invalidez.

Para acceder a las de jubilación, es preciso tener al menos 65 años, residir actualmente en territorio español y haberlo hecho durante 10 años desde que el beneficiario cumplió los 16 años y hasta el devengo de la pensión, de los que dos han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de la pensión.

En cuanto a la de invalidez, se debe tener entre 18 y 65 años, un grado de discapacidad de al menos un 65%, residir en territorio español y haberlo hecho durante un periodo de cinco años, de los que dos han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud. La gestión de estas pensiones no contributivas está atribuida a cada comunidad autónoma y, en el caso de Ceuta y Melilla, a las direcciones provinciales de Imserso.

Compartir el artículo

stats