El secretario de Organización del PSOE de Málaga, José Bernal, acompañado por los concejales socialistas del Ayuntamiento de Málaga Pablo Orellana y Rubén Viruel, ha criticado que "el Gobierno andaluz del PP haya eliminado 1.200 unidades educativas y haya despedido a 3.000 profesores en Andalucía".

Desde la puerta del centro educativo Antonio Machado de Málaga, ha señalado que según los datos aportados por la Unión de Sindicatos de Trabajadores en Andalucía (Ustea), "solo en la provincia de Málaga se han suprimido 141 aulas en tres cursos académicos, lo que supone que miles de niños se queden sin una atención personalizada en igualdad de condiciones".

Ha apuntado que "a estas aulas cerradas hay que unirle el despido en los últimos tiempos por parte de la Consejería de la Junta de Andalucía en materia de educación de 3.000 profesores, lo que se traduce en una peor calidad educativa para los andaluces".

En este sentido, Bernal ha asegurado que "miles de familias están especialmente preocupados porque está en el ADN de la derecha maltratar a nuestra tierra". "Los socialistas vamos a estar vigilantes en el Parlamento andaluz para que se siga con los índices que nosotros creemos adecuados en materia de educación", ha dicho.

El responsable socialista ha asegurado también que estarán "vigilantes en cada uno de nuestros municipios para exigirle al Gobierno de Juanma Moreno esa educación de calidad que se tiene que prestar a los andaluces". "Y para advertirle que no vamos a permitir dar un paso atrás en todas las conquistas educativas que se han llevado a cabo en Andalucía", ha señalado.

Finalmente, Bernal ha afirmado que "desde el minuto uno vamos a pedir que el PP cumpla con los planes prometidos en la campaña electoral para la educación; que se devuelvan todos los recursos recortados en materia de atención a alumnado con necesidades educativas; que haya una bajada de ratio en las aulas; y exigirles más y mejores becas porque Andalucía necesita que el alumnado esté en igualdad de condiciones que el resto del territorio español".

Por su parte, el concejal socialista Rubén Viruel ha mostrado su apoyo a los padres y madres del centro educativo Antonio Machado, "que reivindican que no se elimine una línea de las dos existentes de alumnos de tres años".

En este caso, Viruel ha asegurado que "han dejado fuera del centro a una quincena de solicitudes que eligieron a este centro como primera y segunda opción, completando un grupo con 25 niños y no dejando crear un segundo grupo, que lleva implantado en este centro más de 20 años".

El edil del PSOE ha apuntado que los padres y las AMPAS de este centro educativo han denunciado mediante escrito a la Delegación provincial de Educación de la Junta de Andalucía que se retome este segundo grupo, teniendo una negativa como respuesta.

"Este es un ejemplo de los muchos centros ubicados en Málaga que la Consejería de Educación sigue cerrando líneas, lo que va en detrimento de la atención al alumnado por parte de profesorado y en la calidad de la enseñanza", ha lamentado.