Un enfrentamiento entre los integrantes de una empresa de desokupas y un grupo okupas en pleno Centro de Málaga ha finalizado con dos personas heridas y un amplio dispositivo policial que ha cortado temporalmente un tramo de la calle Cisneros. Según fuentes policiales, dos personas, una de 26 años y otra de 40, han sido identificadas por la Policía Nacional por su presunta implicación en la pelea, aunque hasta al momento no ha trascendido el alcance de las heridas o si se han practicado detenciones. Otras fuentes han precisado que los heridos son un hombre y una mujer que han precisado asistencia en el lugar de los hechos y posteriormente han sido trasladados al Hospital Regional.

El incidente se ha producido sobre las 13.20 horas de este miércoles a la altura del número 13 de la calle Cisneros, edificio que al parecer tiene prácticamente todas las viviendas okupadas y en el que esta mañana se ha presentado, furgoneta incluida, un grupo de unos 15 hombres. Estos se han identificado ante los okupas como los trabajadores de una empresa de desokupas de Torremolinos que habían sido contratados por el nuevo propietario del edificio, en cuyo acceso luce el cartel de apartamentos turísticos.

La tensión entre ambas partes ha provocado la llamada de una moradora al 112 sobre las diez de la mañana. Varias unidades de la Policía Nacional y la Policía Local de Málaga acudieron al edificio para poner orden, haciéndose cargo de la situación el cuerpo municipal. Según las fuentes, los agentes no sólo comprobaron que prácticamente todo el edificio estaba ocupado, sino que los moradores tenían la luz y agua conectada de forma irregular, hechos que han denunciado formalmente.

Miembros de la empresa de desokupas, esta mañana.

Las fuentes han añadido que, tras la actuación policial, los empleados de la empresa desokupa mantuvieron su posición en la puerta del edificio con el objetivo de que sólo accedieran personas vinculadas legalmente al mismo. Sobre las 13.22 horas, una nueva llamada al 112 alertó de la pelea en la calle en la que, según fuentes policiales, estaban involucradas personas de la empresa y del ámbito okupa. Al lugar de los hechos se han trasladado al menos cuatro vehículos de Policía Local y Policía Nacional, siendo en este caso el último cuerpo el que se ha hecho cargo del incidente, además de los sanitarios que han atendido y trasladado a los heridos al hospital.