Renfe repondrá el próximo 15 julio uno de los trenes de alta velocidad suprimidos de la conexión Málaga-Madrid por falta de personal. Por lo que la relación entre ambas ciudades pasará a contar con once servicios diarios de los trece que tenía en el verano de 2019, según anunció el presidente de la compañía, Isaías Taboas.

Con la recuperación de este tren, Málaga tendrá todavía una menor oferta de la disponible antes de la pandemia, pero no se verá "discriminada" respecto a otras ciudades, aseguró Taboas, que asistió a la puesta en servicio de las nuevas instalaciones de la estación de Cercanías de Torremolinos.

Taboas explicó que en la actualidad "hay menos plazas de alta velocidad en casi todas las ciudades debido a las dificultades que la compañía ha tenido para reponer trenes, porque la formación de los maquinistas se vio ralentizada por la pandemia y la flota de Renfe no ha aumentado desde 2019, pero sí las relaciones ferroviarias".

La apertura de nuevas líneas, entre las que ha citado las de Galicia o Burgos, implica que la compañía tenga que "redistribuir" la flota existente, hasta que lleguen los nuevos trenes: "Málaga tiene una reposición de servicios mejor que otras zonas turísticas españolas", subrayó.

A partir del día 15, el porcentaje de reposición de Málaga en la conexión por alta velocidad con Madrid será "equivalente" al que tiene Valencia y "muy superior" a las de Barcelona, Girona, Tarragona o Zaragoza.

"Estoy seguro de que en pocos meses vamos a tener todas las frecuencias que Málaga necesita y, sobre todo, la oferta de plazas" que requiere la provincia para esas relaciones turísticas, fundamentalmente con Madrid, declaró.

Por otro lado, el presidente de Renfe expresó su satisfacción por la puesta en servicio de las nuevas instalaciones de la estación de Torremolinos, que forma parte de la línea C-1 de Cercanías, que discurre entre la capital malagueña y Fuengirola.

Taboas recalcó la "vocación" de Renfe de mejorar la movilidad de los ciudadanos y ensalzó el nivel de excelencia del núcleo de Cercanías de Málaga, que ha sido pionera en la implantación del sistema de pago con tarjeta de crédito sin necesidad de sacar un billete para viajar.

Con una inversión de más de 7 millones de euros, la remodelación de la estación ha permitido crear un itinerario accesible que comunica el nivel de la calle con el vestíbulo y el acceso al andén. Entre enero y mayo de este año, un total de 3,6 millones de viajeros se han desplazado en el núcleo de Cercanías de Málaga.