De igual manera que la DGT ha incorporado helicópteros con la más moderna tecnología para detectar irregularidades a ojo de halcón, Endesa ha empezado a utilizar cámaras 4K, fotografía de alta calidad y tanto drones como helicópteros para vigilar los casi 2.500 kilómetros de tendido eléctrico que mantiene operativos en la provincia de Málaga.

La compañía líder dentro de un sector que sigue en el punto de mira por las exponenciales subidas de precios durante el último año subraya que su filial e-distribución se ha reforzado durante este verano para supervisar 950 kilómetros de alta tensión y 1.469 de media tensión.

«Estos helicópteros y drones están dotados de cámaras termográficas o de tecnología LIDAR para revisar las instalaciones aéreas y actuar de forma preventiva ante cualquier incidencia», apunta uno de los portavoces de la propia Endesa.

La inversión en este segmento asciende a más de 750.000 euros. Este jueves fue el turno de la comarca de la Axarquía, «uno de los puntos en los que en verano se concentra más incremento de población y que por este motivo Endesa dedica especial atención».

«La revisión en helicóptero tiene como objetivo detectar anomalías que pudieran incidir en el buen funcionamiento de las instalaciones y en la continuidad del suministro eléctrico, de ahí la tecnología instalada en estas aeronaves», continúan los propios encargados de volar los cielos malagueños.

Por un lado, las cámaras termográficas permiten la inspección de la red con cámaras de infrarrojos, al objeto de detectar si hay algún elemento que presente una temperatura más elevada de lo normal. En caso de detectarse cualquier anomalía, las coordenadas del denominado «punto débil» quedan registradas y se activa de forma automática el mecanismo para corregirla. 

Además de esta tecnología, Endesa cuenta con la tecnología LIDAR (Light Detection and Ranging), también conocida como Detección por luz y distancia, que combina tecnología GPS con sensores láser y permite realizar mapas tridimensionales y cartografiar las líneas eléctricas. 

«Esta herramienta ofrece simultáneamente información tanto del relieve del terreno como de la vegetación que lo cubre, lo que resulta muy útil para crear mapas de alta resolución de las zonas boscosas y planificar las labores de limpieza forestal. En este otro caso, el material unido a las imágenes de las cámaras 4K permite «analizar posteriormente en detalle la visión realizada». 

Asimismo, los técnicos de Endesa usan de forma puntual drones durante sus revisiones, una tecnología que se viene aplicando desde 2012 en Málaga y en toda Andalucía. Estos aparatos están equipados con cámaras de alta resolución que permiten captar imágenes de las líneas y son especialmente útiles para comprobar el estado de las infraestructuras en las zonas de difícil acceso, como explica uno de los pilotos.