El concejal de Urbanismo, Raúl López, aseguró ayer desde Madrid que si se demuestra que ya no tiene vigencia el informe ambiental estratégico simplificado que la Junta presentó en 2017 sobre el impacto medioambiental de la Torre del Puerto, se pospondrá la aprobación del hotel rascacielos, prevista para este lunes, 18 en la Comisión de Ordenación del Territorio «porque primero es la seguridad jurídica», declaró a La Opinión.

Tras el comunicado publicado el pasado miércoles en este diario en el que la plataforma ciudadana Defendamos Nuestro Horizonte manifestaba que este informe había caducado, por haber superado el plazo máximo de cuatro años que establece la ley, el concejal manifestó que ha pedido tanto a la Gerencia Municipal de Urbanismo como a la Autoridad Portuaria que comprueben este extremo.

«Y si el Puerto tuviera que justificar, modificar o agregar cualquier cosa, tendrá que hacerlo como cualquier promotor», indicó Raúl López.

Justamente ayer, y por registro electrónico, Defendamos Nuestro Horizonte presentó un escrito a la Gerencia Municipal de Urbanismo, en el que le transmitía lo que consideraba la «caducidad» del informe de la Junta de Andalucía, «un documento imprescindible para su tramitación», señalaba el pasado miércoles en el comunicado.

En concreto, la plataforma argumenta que el propio documento de la Consejería de Medio Ambiente, anunciado el 13 octubre de 2017 y publicado en el BOJA el 19 de diciembre del mismo año, dice textualmente que «perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, no se hubiera procedido a la aprobación del Plan en el plazo máximo de cuatro años desde su publicación».

Fuentes de Defendamos Nuestro Horizonte han informado a La Opinión de que han consultado con varios abogados y la conclusión es que el plazo de cuatro años está más que agotado, puesto que, incluso con la prórroga por el confinamiento de 2020, el plazo máximo habría concluido «hacia el mes de marzo».

La ley no ofrece posibilidad de prórroga, recuerdan fuentes de la plataforma, y señalan que como recoge el propio informe de 2017, «en tales casos el promotor deberá iniciar nuevamente el procedimiento de Evaluación Ambiental Estratégica simplificada del Plan». Por este motivo, consideran que, como mínimo, en relación con el aspecto medioambiental la tramitación administrativa del proyecto deberá retroceder «a 2017». Para Defendamos Nuestro Horizonte este hecho supondría «un varapalo» para el equipo de gobierno.

Respuesta de la Junta

Por su parte, el delegado de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, José Antonio Víquez, señaló ayer que estaban estudiando si el informe no tiene vigencia o si continúa con ella, aunque no quiso dar una respuesta aún por la «complejidad» de la legislación medioambiental. «En el caso hipotético de que no tuviera, los promotores tendrían que reactivarlo y presentar una nueva propuesta», indicó. José Antonio Víquez sugirió la posibilidad, en ese caso, de que partes del informe de 2017 se pudieran utilizar «en una hipotética nueva evaluación».