Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a dos jóvenes de 23 y 27 años de edad como presuntos autores, en principio, de sendos delitos de lesiones, tras agredirse el uno al otro con botellas de cristal. Los hechos tuvieron lugar sobre las 01.45 horas de la madrugada de hoy, miércoles 20 de julio, en el paseo marítimo Antonio Machado, frente al Parque de Huelin, cuando, según declaraciones de testigos, ambos varones empezaron a discutir y, en un momento dado, rompieron botellas de cristal con las que se acometieron mutuamente.

Tras ser avisada de los hechos la Sala 092 de la Policía Local de Málaga, agentes que se encontraban patrullando por las inmediaciones se personaron de inmediato en el lugar, preocupándose por el estado de uno de los implicados, concretamente el varón de menor edad, que se encontraba en el suelo y presentaba heridas sangrantes por varias partes del cuerpo, entre ellas el cuello y el pecho, pudiendo únicamente facilitar verbalmente su nombre y año de nacimiento antes de perder el conocimiento.

Nada más llegar, los policías locales solicitaron la presencia de una ambulancia, tras lo que se entrevistaron con los testigos allí presentes, entre ellos una joven que también presentaba varias heridas, en principio de carácter leve, que según manifestó le habían producido al intentar intermediar en la pelea, concretamente el otro implicado en la misma, que huyó, sin camiseta y ensangrentado, en patinete eléctrico hacia el Parque de Huelin, comunicando los agentes sus características y vestimenta al resto de patrullas de servicio, posibilitando que otra dotación de la Policía Local de Málaga que acudía en apoyo lo localizara e interceptara en la salida del citado Parque hacia calle Orfila.

Igualmente, los policías locales comprobaron que presentaba cortes sangrantes por varias partes del cuerpo, entre ellas la zona maxilofacial, un brazo y la parte de atrás de la cabeza.

Acto seguido, los agentes se entrevistaron con un testigo que lo había seguido, el cual manifestó que pudo observar como en su huida, al percatarse de la presencia policial, el individuo se deshacía de un bolso tirándolo por el camino, el cual fue recuperado por los policías locales, pudiendo comprobar que en su interior había un monedero de mujer, un grinder o picador, y un llavero, siendo intervenido el bolso y sus efectos por su dudosa procedencia.

Ambos heridos fueron trasladados en sendas ambulancias del 061 a un centro hospitalario, quedando el de mayor edad en la Unidad de Urgencias y el más joven ingresado en estado muy grave en la Unidad de Críticos a la espera de ser intervenido quirúrgicamente.

En la inspección ocular llevada a cabo por los policías locales en el lugar de los hechos, localizaron e intervinieron esparcidos por el suelo varios efectos con manchas de sangre, entre ellos un reloj de mujer, una gorra, una tarjeta de la EMT, un blíster de tarjeta SIM, dos teléfonos móviles, una camiseta y un pasaporte a nombre de uno de los detenidos.

De conformidad con los hechos descritos y ante la gravedad de las lesiones, los policías locales procedieron a la detención de ambos individuos, quedando custodiados en el centro hospitalario.