Banco Santander anunciaba, hace unas semanas, su intención de abrir un centro tecnológico en Málaga. La finalidad de este centro es dar soporte a la actividad de su división Santander Corporate and Investment Banking (CIB), que presta servicio a clientes corporativos e institucionales.

Desde la entidad financiera no han querido dar una cifra exacta del número de empleos que generará este centro tecnológico en Málaga ya que no es una cifra cerrada y dependerá del nivel de actividad. Sin embargo, ya se han lanzado las primeras ofertas de empleo. En total son ocho ofertas, seis de ellas relacionadas con la ciberseguridad y las otros dos con el ámbito de las soluciones DevOps, acrónimo en inglés de development (desarrollo) y operations (operaciones).

Por el momento no hay fecha para la inauguración del centro y su ubicación está en el aire, aunque directivos de la entidad ya han mantenido encuentros con representantes de la ciudad e instituciones como la Universidad para dar a conocer el proyecto.

La apertura de este centro se enmarca en el proyecto por la tecnología y en su voluntad de trascender del concepto de banco tradicional para convertirse en una gran plataforma abierta de servicios financieros. Asimismo, la entidad ha abierto centros tecnológicos similares en Bilbao, Valencia y Valladolid con plantillas que tienen entre 100 y 200 trabajadores.

Para las personas interesadas, el banco dispone de un portal en la que publica sus ofertas de empleo y de prácticas, lo que abre la puerta a candidatos con y sin experiencia laboral. Además, ha puesto en marcha recientemente un programa con 1.500 ofertas de gestores comerciales para su red de oficinas en todo el territorio nacional.

El anuncio de Banco Santander por Málaga se suma a la apuesta de otras empresas como Google, con el centro de ciberseguridad que tiene previsto abrir el próximo año en la ciudad o Vodafone, que inauguró el pasado enero un centro de I+D, entre otras.