Conocida por sus exclusivas tiendas de diseños, grandes almacenes de lujo y boutiques en Puerto Banús, Marbella también es rica en mercadillos o 'baratillos' que ofrecen una amplia variedad de productos, ambientes y entornos, asegurando que haya un mercado para todos los gustos y edades, desde mercados de verduras y frutas ecológicas y de objetos de segunda mano hasta de ropa elegante y sofisticada. Estos son algunos de los principales mercadillos que tienen lugar en Marbella.

El Patio, rastrillo benéfico

Pulseras de palta y oro, pendientes, collares, bolsos... cuelgan de algunos de los 18 expositores de uno de los grandes mercadillos de Marbella, conocido como El Patio. Este rastrillo ya es un clásico de las compras exclusivas de la Milla de Oro y cuenta con reclamos exclusivos, como piezas de anticuario traídas del París de los años 50 hasta mantoncillos para la feria, pasando por pan de rosas y perfumes.

Sur organizadores se encargan de explicar a los turistas o visitantes que el dinero recaudado irá a parar a la ONG de Cesare Escariolo, que puso en marcha el jugador de baloncesto Sergio Scariolo para ayudar a las familias con niños en tratamiento oncológico. Este coqueto enclave podrás encontrarlo en Bulevar Príncipe Alfonso von Hohenlohe.

Mercadillo ecológico

En Marbella el tercer sábado de cada mes, se celebra en La Campana uno de los mercadillos más famosos de lo que a productos ecológicos se refiere. En este mercadillo los alimentos provienen de explotaciones locales o pequeños agricultores de la zona que quieren visibilizar sus productos, lo que reduce de forma considerable la gestión de intermediarios y la utilización de conservantes, además que están certificados en producción ecológica y libres de productos químicos. Este se encuentra en Calle Sirio. El mismo podrás encontrarlo el segundo sábado de cada mes en la calle Cervantes, cerca de la Malagueta.

La Virginia, uno de los más esperados

Es uno de los más esperados por los amantes de los productos artesanales. Pero solo podemos disfrutar de él dos veces al año: en primavera y en Navidad. Ni la gente que se pasea por este peculiar mercadillo, enclavado a lo largo de las serpenteantes calles de la urbanización La Virginia, ni tampoco los precios de los productos, tienen mucho que ver con los de otros rastros de cualquier ciudad. Los que acuden coinciden en que no es un rastrillo cualquiera, sino más bien un evento social al que casi nadie quiere faltar. 

La familia de Karine Maeck lo puso de moda hace más de 30 años y desde entonces no para de llegar gente de todos los rincones. El sitio está lleno de puestos con comida casera, música, sombreros, accesorios, decoración o moda entre otros, aunque de entre los cientos de artículos de lujo que puedes encontrar, los sombreros Borsalino y Panamá son los más demandados. Se encuentra en la Plaza Antonio el Jardinero.

Los mercadillos en el resto de municipios

No solo está de moda entre los residentes y el turismo de Marbella, casi todos los municipios de la Costa del Sol organiza uno o varios, lo que da lugar a que de lunes a viernes puedas disfrutar de alguno. Los lunes podrás ir hasta Puerto Marina para comprar desde antigüedades hasta artesanía; En el caso de los Martes, tienes la posibilidad de pasear por el Recinto Ferial de Fuengirola para encontrar una gran variedad de productos, o ir hasta Antequera para ver un centenar de puestos con multitud de artículos; Los miércoles podrás elegir entre productos de segunda mano en Benalmádena o más de 260 puestos en Estepona; Los jueves os podréis adentrar en la comarca de la Axarquía, en Colmenar, donde podrás disfrutar de diferentes elementos; Una escapada hasta Manilva los viernes para disfrutar de su mercadillo tradicional.