El Limonium carminis, una planta costera única en el mundo, en peligro crítico de extinción y que sólo se encuentra en la playa de los Baños del Carmen en una pequeña porción de terreno, tendrá por fin un murete de protección delante de la playa para hacer frente a los temporales, como viene reclamando desde hace años la Asociación de Vecinos de Pedregalejo.

En concreto se hará cargo de la obra el concesionario del Balneario del Carmen, aunque esté fuera de los límites de la concesión: «Queremos contribuir a su protección», explicó ayer a este periódico el empresario José Luis Ramos, que detalló que cuentan con el visto bueno de la Demarcación de Costas y de la Consejería de Medio Ambiente y falta presentar el proyecto a la Gerencia Municipal de Urbanismo.

«No moveremos una piedra sin el visto bueno de Urbanismo»,   subrayó y precisó que la obra, para la que cuentan con un proyecto básico, tendrá pequeñas dimensiones con el fin de que no provoque contaminación paisajística.

En este sentido, la idea de José Luis Ramos estriba en que la base del murete sea de hormigón y el resto de piedras de la misma playa, «para embellecer el murete y siempre que tenga la autorización de Urbanismo», reiteró.

El empresario confió en que la tramitación sea rápida para que la obra de protección pueda estar antes de que comiencen los temporales fuertes, «que son los de octubre y noviembre».

La plantación de Limonium carminis contaba con la protección de una caseta abandonada pero tras su demolición los ejemplares se quedaron sin ninguna defensa frente a las olas de consideración.

Restos de 'Limonium carminis' dañados por los temporales. Alfonso Vazquez

Aunque en un primer momento se pensaba que se trataba del Limonium malacitanum, especie también en peligro crítico de extinción descubierta por la botánica y académica de Ciencias Blanca Díez Garretas en 1981, esta misma profesora de la Universidad de Málaga, ya jubilada, dio a conocer el pasado mes de enero la nueva especie junto con Matthias Erben, profesor jubilado de la Universidad de Munich en la publicación científica ‘Flora Montibérica’.  

Los expertos añadieron a la nueva especie el genitivo latino ‘carminis’ (del Carmen), en referencia al único sitio en el que, hasta el momento, se localiza en el mundo: los Baños del Carmen.

Pese a los siete meses transcurridos desde la publicación de esta novedad mundial, la Junta de Andalucía aún mantiene en la plantación el cartel que identifica de forma errónea la especie como Limonium malacitanum o siempreviva malagueña.

Cartel oficial erróneo de la plantación de 'Limonium carminis' y no de 'Limonium malacitanum' o siempreviva malagueña. A.V.

Precisamente el pasado lunes, La Opinión visitó la plantación junto con la descubridora de la especie, Blanca Díez Garretas, que aprovechó para alertar de la situación crítica en la que se encuentra después del último temporal de abril, que volvió a echar abajo la valla de protección -al igual que en el temporal de noviembre de 2021- y arrancó buena parte del Limonium. «Aquí como mucho queda sólo el 10 por ciento de lo que había», calculó la botánica. «Esto es muy volátil, no es el sistema para mantener esto», dijo de la valla metálica que rodea la plantación. La experta aprovechó para pedir a la Junta medidas más efectivas que vayan más allá de la toma de semillas.

Si finalmente el murete de protección se autoriza antes de la llegada de los temporales, quizás pueda cumplir su función y evitar que el Limonium carminis se pierda de forma irremediable, a los pocos meses de su descubrimiento para la Botánica.