El Consejo de Administración de Unicaja Banco ha nombrado este viernes a María Teresa Costa Campi como consejera independiente tras la dimisión del consejero dominical Ernesto Luis Tinajero, según ha explicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Unicaja Banco, quinta entidad financiera española, ha tomado conocimiento y aceptado esta dimisión tras una reunión celebrada este viernes con el objetivo de “facilitar que la Sociedad cuente con seis consejeros independientes conforme a lo requerido por el Supervisor”.

El Consejo de Administración, “previo informe favorable y a propuesta de la Comisión de Nombramientos”, ha acordado, “sujeto a la obtención de las autorizaciones regulatorias correspondientes”, designar por cooptación, como consejera de la Sociedad, con la categoría de independiente, a María Teresa Costa Campi.

La dimisión presentada por Ernesto Luis Tinajero Flores (perteneciente a la cuota de Liberbank) surtirá efectos en el momento en que se obtengan las autorizaciones regulatorias y la aceptación de la designación por María Teresa Costa Campi.

Según aseguraron a Efe fuentes financieras, la intención de Unicaja con este cambio era recuperar la proporción de consejeros independientes y dominicales pactada en la fusión con Liberbank hace un año y cumplir así con la exigencia del Banco Central Europeo (BCE).

Por este motivo, el Consejo de Administración de Unicaja Banco se ha reunido para abordar que ese órgano vuelva a estar configurado por siete consejeros dominicales y seis independientes, además de los dos ejecutivos (hasta este cambio lo estaba por ocho dominicales, cinco independientes y los dos ejecutivos).

El plazo dado por el BCE para reponer esa distribución original acaba a finales de este mes, pero el proceso tardaría en hacerse efectivo -incluso apuntan que varios meses- dada la evaluación que debe efectuar el BCE, según aseguran las fuentes financieras.

En enero, el Grupo textil Mayoral reclamó un puesto en el consejo de Unicaja Banco y este órgano optó -en vez de sustituir un consejero dominical por otro dominical- por que saliera un independiente y entrara un dominical, lo que originó las dimisiones en cascada de tres independientes (Manuel Conthe, Ana Bolado y Manuel González Cid).

Esos tres independientes procedían de la antigua Unicaja Banco, entidad que absorbió a Liberbank.

González Cid se fue en marzo pasado disconforme con el desarrollo de la gobernanza del banco, renuncia que llegó en un contexto de temor expresado desde algunos ámbitos sobre una posible alteración del reparto de poder interno pactado en Unicaja Banco tras absorber a Liberbank y que daba la mayoría al bloque de la antigua Unicaja.

Esas dudas se centraban en un supuesto alineamiento de consejeros representantes de la Fundación Bancaria Unicaja, principal accionista de Unicaja Banco, con el bloque procedente de Liberbank.

Tras las dimisiones de consejeros independientes se produjo el requerimiento del BCE para recuperar la proporción original de dominicales e independientes acordada en el proceso de fusión.