Comisiones Obreras ha informado que ha denunciado a 19 empresas ante la inspección de trabajo por no cumplir con las medidas contra los golpes de calor. “Este año queremos incidir todavía más en la ‘campaña del golpe de calor’ de prevención de riesgos laborales porque entendemos que la climatología está cambiando mucho y afecta a Málaga”, afirma Juan Antonio Rueda, secretario general del sindicato de CCOO del hábitat de Málaga.

Las empresas denunciadas son AGP Proycon; Alto Vello Constructora; Alza (Higuerón-Marbella); Avintia (Los Guindos-Martinicos); Urbang4 Infraestructuras; Gailuz Taldez; CNES Amenabar; Constructora Añil; Rugue de Ronda SL; Anfrasa; Codora 2020; Ute Chm-ielco; Nalipemi; Azata Patrimonio; Castillo de San Luis; Construmar y, Constructora San Jose (Birdie-PLZ. El Ajedrez). Dos empresas también fueron denuncias, Single Home y Atlas Group, pero finalmente cumplieron con la planificación de acción preventiva. Las empresas denunciadas serán inspeccionadas por el gabinete de seguridad y salud de Málaga y, en algunos casos, sancionadas.

Un elevado porcentaje de las personas que trabajan en construcción desarrolla la mayor parte de su jornada habitual en el exterior, expuestos a altas temperaturas y radiaciones solares por lo que esta campaña contra los golpes de calor va dirigida principalmente a este sector. “Son trabajos de grandes esfuerzos cuyos accidentes terminan en muchas ocasiones en accidentes mortales”, detalla Rueda. Asimismo, también se incluyen en esta campaña a sectores como la recogida de residuos sólidos, la limpieza diaria y la jardinería, entre otros.

Por parte de CCOO se ha constatado que se han producido tres casos de golpe de calor en el sector de la construcción, dos casos leves y uno grave. El caso grave, que se produjo el pasado 15 de junio, ha provocado que el trabajador haya estado 16 días en coma. “A día de hoy sigue ingresado. Probablemente, tendrá unas secuelas muy graves que incluso podrían dejarle con movilidad reducida”, dice María Dolores Ramos, secretaria de salud laboral del hábitat de Málaga.

Algunas de las prevenciones básicas frente a los golpes de calor que aconseja CCOO son garantizar el suministro de agua fresca a los trabajadores; adecuar zonas con sombra y locales climatizados; parar intermitentemente 10 minutos o varias veces durante la jornada y, utilizar cremas fotoprotectoras, entre otros. Además es fundamental también adaptar las horas de trabajo y modificarlas cuando se puedan mediante una jornada reducida intensiva, asevera Rueda.

“El calendario laboral de la construcción y la jornada intensiva reducida son medidas preventivas que utilizamos los sindicatos y que deberían utilizar las empresas para quitar a los trabajadores de esas horas más conflictivas de calor”, asegura Ramos. Sin embargo, este año no se ha conseguido llegar a un consenso entre CCOO y la Asociación de Promotores y Constructores de Málaga para establecer esa jornada intensiva. “CCOO no ha querido aceptar el calendario que proponía la patronal que era empezar la jornada intensiva en Málaga el 18 de julio. En el sector de la construcción se debería empezar esa jornada a últimos de junio extendiéndose hasta el 2 de septiembre. La asociación de promotores y constructores de Málaga no acepta la jornada intensiva más larga de dos meses”, afirma Rueda.

“Desde CCOO hemos propuesto siempre que la jornada intensiva se extienda durante dos meses pero el año que viene nos plantemos que el tiempo sea aún mayor porque el calor en Málaga no se reduce a julio y agosto sino que empieza mucho antes”, dice Rueda.