La Policía Nacional de Málaga investiga un posible caso de sumisión química por pinchazo denunciado por una joven de 22 años en la capital. Según fuentes policiales, los hechos ocurrieron el pasado 8 de julio, cuando la chica, de nacionalidad francesa, salió de marcha por la ciudad y acudió a una discoteca en la que conoció a otro joven extranjero con el que salió del local y con el que se dirigió al apartamento en el que ella se alojaba.

Al día siguiente, se levantó mareada y observó en uno de sus brazos dos puntos de inoculación, según expuso a los investigadores. La Policía Nacional ha confirmado este lunes que mantiene una investigación abierta para total esclarecimiento de los hechos y que por el momento el hombre no ha sido identificado.

Estas pesquisas están a la espera de los resultados de laboratorio para confirmar si la chica fue inoculada con alguna sustancia química, si bien los resultados pueden demorarse entre cuatro y cinco semanas desde que se produjeron los hechos. De la misma forma, las fuentes han explicado que se trata del único caso de este tipo denunciado hasta el momento en Málaga.

Casos en España

En el resto del país, son varias las denuncias de este tipo que se investigan y que, según Europa Press, ya han podido confirmarse en Cataluña, País Vasco y Francia. En Santander, cinco personas recibieron asistencia sanitaria en el Hospital Marqués de Valdecilla por pinchazos en el Reggaeton Beach Festival Santander celebrado el domingo, si bien todas las pruebas por posible presencia de tóxicos realizadas hasta el momento han dado negativo en drogas.

Hoy también se ha conocido que la Policía Nacional trata de esclarecer los hechos ocurridos en una discoteca de El Puerto de Santa María (Cádiz) después de que dos mujeres hayan denunciado haber sido víctimas de este tipo de pinchazos. En los análisis que se han realizado de las afectadas no se han encontrado restos de sustancias tóxicas.

El jefe de la Ertzaintza, Josu Bujanda, cuerpo que investiga algunos casos en el País Vasco, ha asegurado hoy que "causa sorpresa" que tras los pinchazos a mujeres en diferentes localidades vascas "no haya ninguna intencionalidad". "En todos los casos que conocemos no ha habido posteriormente ningún intento de agresión sexual u otro tipo de delito. Eso es lo que nos hace seguir indagando e investigando", ha afirmado antes de añadir que en ninguna de las analíticas realizadas se ha detectado sustancia alguna en el cuerpo de las víctimas.