Kiosco

La Opinión de Málaga

Salud

Los siete imprescindibles del botiquín de primeros auxilios durante las vacaciones

Una crema para las picaduras, ibuprofeno y paracetamol son algunos de los básicos que los médicos alertan que no pueden faltar en la maleta para prevenir problemas de salud graves antes de acudir a consulta

Los fármacos antitérmicos y la crema solar, entre los básicos del botiquín durante las vacaciones L.O.

"No es lo mismo ir a la montaña o a la playa, que a un camping en Málaga o de viaje a Indonesia, pero siempre hay unos básicos imprescindibles". Santiago Ramírez, médico de Urgencias del hospital Quirónsalud de Málaga detalla cuáles son los fármacos y utensilios que debemos llevar este verano en el botiquín de primeros auxilios de la maleta cuando nos vayamos de viaje. Aunque este kit puede cambiar "según la época del año", alerta de que siempre deben ser medicamentos que conozcamos previamente para poder detectar sus efectos secundarios, en caso de que los tuvieran.

La exposición al sol es muy frecuente en estos meses, en los que "se presupone que tenemos más superficie corporal expuesta", según detalla el médico de Urgencias. Además, las olas de calor están afectando en la provincia tanto a locales como a turistas, por lo que, además de algún tipo de protección como una gorra o los tan de moda bucket hats (sombreros de pescador), la crema solar es un must (que traducido del inglés significa 'obligatorio').

Asimismo, se recomienda llevar crema hidratante, así como una específica "para las picaduras, roces y ciertas reacciones alérgicas". Complementario a ella, se debe tener a mano algún fármaco, como antihistamínico y corticoides que pueda aliviar los síntomas provocados por el efecto del contacto con una medusa o algún insecto, de forma que se puedan evitar las reacciones alérgicas graves.

En concreto, el doctor Ramírez señala que se deben usar "los antihistamínicos ante lesiones frecuentes como posibles picaduras de insectos o picores por una leve reacción ante el roce con alguna planta, por ejemplo", mientras que, si existe una reacción mayor, hay que recurrir a un tratamiento antiinflamatorio, "para lo que se recomienda llevar en el botiquín algunos corticoides". Tanto unos fármacos como otros se deben llevar en crema y para vía oral.

Por su parte, la cura de cualquier herida requiere del uso previo de gel hidroalcohólico para limpiar las manos, así como guantes. Una vez equipado con estos elementos básicos, se procederá a desinfectarla con agua oxigenada, clorhexidina (por vía oral, usado sobre todo en las consultas de odontología) o povidona yodada (como Betadine) y gasas o apósitos.

Básicos también en todo viaje para cualquier tipo de dolor son los medicamentos conocidos como antitérmicos, efectivos para hacer descender la temperatura o algún tipo de inflamación. Estos son paracetamol e ibuprofeno, que se deben utilizar, como alerta el médico del hospital Quirón, "siempre como primera toma hasta consultar con el médico ante una posible continuidad de tratamiento". Añade: "También recomiendo hacer uso de planchas congeladas en caso de algún golpe o contusión".

Evitar la automedicación

El médico Santiago Ramírez advierte que "siempre hay que evitar la automedicación", aunque se pueda recurrir a algún fármaco en caso de urgencia. El sanitario señala que el límite de su uso lo marca el acceso a un centro médico con relativa prontitud: "Si te pasa algo y tienes un centro de salud u hospital a cinco minutos, recomiendo acudir a él y consultar con un médico o enfermero de Urgencias, según el caso, antes de automedicarse o autotratarse".

Compartir el artículo

stats