El coordinador general del PP, Elías Bendodo, jugaba este martes en casa. Tras una reunión con alcaldes y portavoces municipales andaluces del PP celebrada en la sede de los populares malagueños, Bendodo continuó con sus ataques por capítulos a la gestión de Pedro Sánchez y aseveró que, "para poder pasear por la calle", el presidente del Gobierno "tiene que irse a Bosnia". "Aquí en España, iría de abucheo en abucheo, cuando un político no puede asomarse a la calle tiene que empezar a irse; en un momento en el que las familias lo están pasando mal, no puede existir ni un gramo de frivolidad y, sin embargo, Sánchez está entregado a la frivolidad", recalcó.

Bendodo reiteró que el Gobierno de España debe ofrecer soluciones a la situación económica, tan lastrada por la inflación: "Un estado serio toma medidas de calado, un plan energético de un país serio no puede limitarse a decirle a la gente que bajen el aire acondicionado y la calefacción, que apaguen los escaparates y que se quiten las corbatas".

Asimismo, el dirigente del PP indicó que "esa frivolidad socialista es una provocación a los ciudadanos, que lo están pasando mal con la subida de la luz, del gas, del combustible y ahora también del euríbor". "El socialismo degeneró en zapaterismo y el zapaterismo ha degenerado en sanchismo", enfatizó Bendodo.

A su juicio, "Sánchez está cayendo en el mismo error que Zapatero, está negando la crisis y no se puede gobernar de espaldas a la realidad". "El Gobierno le ajusta el cinturón a los ciudadanos pero no se ajusta el suyo; el Consejo de Ministro son dos equipos de fútbol que no se ponen de acuerdo, están jugando un permanente derby y, por eso, el Gobierno va totalmente a la deriva", manifestó. En este punto, Bendodo insistió en que "un presidente no puede gestionar un país si el 50% del tiempo lo dedica a aguantar en el sillón y el otro 50% a gestionar la oposición interna que tiene en el Gobierno".

Elías Bendodo, durante su intervención este martes. PP

Bendodo también señaló que "es necesario que el Gobierno central deje de mirar para otro lado con un asunto como el de la financiación autonómica y se siente, de una vez por todas, con las comunidades autónomas". "Mientras Sánchez sigue a lo suyo, el PP de Feijóo ha demostrado claramente que es la alternativa, no la oposición, a este Gobierno que tanto daño le está haciendo a la economía y a todos los españoles; cinco pactos le ha ofrecido Feijóo a Sánchez y cinco portazos hemos recibidos por que él ha encomendado su futuro a los independentistas catalanes y a los herederos de ETA", añadió el coordinador general del aparato de la madrileña calle Génova.  

Respecto a la ley de secretos oficiales, Bendodo sostuvo que “el Gobierno, una vez más, ha preferido abordar los asuntos de Estado con los partidos que quieren destruir el Estado en vez de hacerlo con los partidos de Estado”. "Sánchez ha puesto al zorro a cuidar de las gallinas", agregó.

Por su parte, el vicesecretario nacional de Política Autonómica y Local del PP, Pedro Rollán, reiteró que "los ayuntamientos necesitan sí o sí la aprobación de un fondo de reconstrucción social que al día de hoy no existe". "Todos los alcaldes están dispuestos a aparcar todo lo que sea necesario para defender los intereses del municipalismo allá dónde sea, el Gobierno central tiene que atender los asuntos que en estos momentos están preocupando a los ayuntamientos y a los vecinos", apuntó Rollán.

El dirigente del PP censuró que, "aunque este Gobierno se llene la boca con la cogobernanza", lo que existe es "un ordeno y mando que cercena las capacidades de los ayuntamientos". "Pedro Sánchez dijo que nadie se iba a quedar atrás y, para que nadie se quede atrás, a todos nos están metiendo en el furgón de cola; hoy cobra más valor y más vigencia que nunca el plan de medidas económicas en rescate de las familias y de las empresas", agregó Pedro Rollán.

En opinión de este dirigente del PP, “con una inflación cercana al 11%, las soluciones de este Gobierno no pueden ser 27 impuestos o quitarse la corbata y dejarla para la ‘rentrée’ de septiembre”.  

El otro de los intervinientes en la comparecencia de la sede malagueña del PP fue el alcalde de Córdoba, José María Bellido, quien se sumó al toque de atención al Gobierno central para que le dispense a los ayuntamientos el trato que reclaman los políticos populares: "No puede ser que aquellos a los que nos pidieron en una situación de emergencia que arrimaran el hombro, y lo hicimos, ahora no se les tenga en cuenta", apostilló.