Kiosco

La Opinión de Málaga

Medioambiente

Málaga contra el Virus del Nilo: un plan de vigilancia de mosquitos evitará la transmisión

Se ubicará un mínimo de seis trampas para muestrear a estos insectos adultos por toda la ciudad - Simularán la respiración humana a partir de dióxido de carbono y un cóctel olfativo

Un mosquito transmisor del Virus del Nilo Occidental. L.O.

El Ayuntamiento de Málaga, a través de su área de Sostenibilidad Medioambiental, ha iniciado la contratación de una empresa especializada para desplegar un plan de vigilancia y control de mosquitos que pudieran ser potenciales vectores del Virus del Nilo Occidental (VNO).

El objetivo es minimizar el impacto de las infecciones por la enfermedad de la Fiebre del Nilo Occidental en humanos en la ciudad de Málaga, cumpliendo así con el Plan Municipal de Vigilancia y Control Vectorial (PMVCV) que elaboró el consistorio y que que fue aprobado por la Delegación de Salud en la provincia el año pasado.

Para ello, se ubicará un mínimo de seis trampas por toda la ciudad para muestrear a estos insectos adultos. Estos cepos para mosquitos simularán la respiración humana a partir de pequeñas cantidades de dióxido de carbono y un cóctel olfativo que servirán como atrayente. Estarán colocadas en un radio de unos 60 metros y estarán conectadas a la red del alumbrado público.

En cuanto a los ejemplares hembras, se buscarán enclaves naturales o artificiales "que sirvan de refugio" para las especies de mosquitos que ejercen como vectores potenciales del virus del Nilo Occidental (VNO). Esos refugios se cartografiarán y los insectos se capturarán mediante aspirador eléctrico.

Mapa de riesgo por municipios andaluces en marzo de 2022. Junta de Andalucía.

Asimismo, se realizará una prueba mediante la técnica PCR en un laboratorio molecular para determinar su carga abovírica, esto es, su capacidad para transmitir el VNO, un tipo de arbovirus (también lo son, por ejemplo, el Dengue, la fiebre o el virus del Zika).

Por otro lado, la empresa adjudicataria tendrá que localizar acumulaciones de agua, ya sea de origen natural o artificial, en la que se puedan generar fases de desarrollo larvario de mosquitos culícidos en la ciudad, con especial atención a los imbornales, esto es, de las alcantarillas.

"Se muestrearán larvas de mosquitos para determinar las especies de larva de mosquito presentes en los medios acuáticos. Estas acumulaciones de agua se tomarán como puntos de control", se recoge en el contrato. Al final de esta tarea, que se desarrollará desde marzo a noviembre, esas acumulaciones de agua quedarán georreferenciadas.

El presupuesto base de licitación (con IVA) es de 47.585,89 euros. El contrato tendrá una duración de dos años y ocho meses.

Plan de vigilancia

Completado el trabajo de campo, se elaborará un catálogo de los puntos encontrados con larvas, sobre los que se deberá desplegar un plan de vigilancia en todos los puntos de control. Tanto la inspección visual como el seguimiento y los muestreos larvarios se realizaran semanalmente, de marzo a noviembre, y cada mes el resto del año.

"Se deberá hacer en un mínimo de 20 puntos de control, repartidos por todo el término municipal de Málaga, que podrán cambiar de ubicación a lo largo del tiempo", se indica.

Si se detectaran larvas en aguas estancadas y no es posible realizar actuaciones de ordenamiento del medio, la empresa aplicará larvicidas de tipo biológico. Y en casos de alta infestación de mosquitos adultos muy localizados y con una alta incidencia sobre núcleos urbanos, se utilizará nebulización en frío o en alta temperatura junto a los productos biocidas autorizados y registrados por el ministerio de Sanidad y en las dosis recomendadas.

¿Qué es la Fiebre del Nilo Occidental?

Es una enfermedad emergente en Europa y es de declaración obligatoria y urgente. Es de carácter estacional, siendo su período de mayor frecuencia entre mayo y noviembre.

Está causada por el Virus del Nilo Occidental (VNO), que se transmite a través de varias especies de mosquito hematófogos, esto es, que se alimentan de sangre. Los humedales, arrozales y marismas contribuyen como posibles focos o refugios de vectores.

Según la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, el 80% de las infecciones por VNO son asintomáticas, pero un 20% pueden presentar un síndrome pseudogripal autolimitado (FNO), y en torno a un 1% desarrollan Enfermedad Neuroinvasiva, que se manifiestan en forma de encefalitis (55-60% de los casos graves), meningitis (35-40%) o parálisis flácida (5-10%). La letalidad de estas formas graves es de entre un 4% y un 14%, llegando hasta el 29% en los mayores de 70 años.

En 2020, se notificaron a la Red de Alerta de la Junta 71 casos humanos de Meningoencefalitis por VNO, de los que 56 casos se localizaron en Sevilla, 15 en Cádiz, además de un caso probable en Málaga). De éstos, ocho personas fallecieron.

Compartir el artículo

stats