La Feria de Málaga constituye una de nuestras festividades más importantes y, tras dos años de no poder disfrutarla debido a la pandemia, este año se prevé una gran acogida, tanto por sus habitantes como por los turistas que la escogen como destino vacacional. Según datos de estudios anteriores y otras fuentes, la cifra de visitantes a la Feria de Málaga suele rondar los 6.000.000 de personas, aportando ingresos de más de 60 millones de euros.

La Unión de Consumidores de Málaga ha dispuesto una encuesta en la que ha sondeado las previsiones de los usuarios de cara a la Feria 2022. Así, uno de los datos más significativos es la cifra de malagueños que acudirá a alguno de sus puntos: el 86,21%. Frente a este dato, el 13.79% que manifiesta que no acudirá, entre ellos, el 43,80% por evitar aglomeraciones.

Consultados sobre el entorno clave al que asistirán, el 49% de los participantes han optado por acudir a ambos lugares y el 27,27% acudirá al Cortijo de Torres exclusivamente.

En relación al número de días que prevén acudir a la Feria de Málaga y al presupuesto previsto, el 57,58% han acordado asistir 1 o 2 días con un presupuesto medio de 72,25€ por persona, presentándose el mayor gasto en gastronomía y bebida. Bajo este prisma, las expectativas de gasto para la Feria de Málaga son notablemente superiores a las registradas en los estudios anteriores.

A pesar de ello, el 49% ha indicado que su presupuesto estimado para la feria es igual y el 37% que su presupuesto será inferior. En cualquier caso, este año la feria se encuentra marcada por un momento en el que las economías domésticas han sido castigadas tanto por la crisis derivada de la pandemia como por la actual situación económica.

Las dificultades económicas presentadas y los precios excesivos, de los cuales la mayoría de los visitantes han indicado que se aprovechan de la situación, se han traducido en un mayor control sobre el gasto, por ello el 46,94% de los encuestados manifiestan que organizan el presupuesto teniendo una idea previa de cuánto podrán gastar y en qué lo podrán destinar.

El 50% de los consumidores advierten que el medio de desplazamiento en la feria que más utilizarán será el transporte público - autobús, metro o tren.

Consultados por el tipo de gasto que realizarán, se observa un diferente volumen de desembolso en cada una de las categorías propuestas. En este sentido, la categoría de “gastronomía y bebida” es la que mayor desembolso conlleva para los encuestados, el “ocio (atracciones, conciertos, …)” y el “transporte y alojamiento” se presentan con un desembolso neutral con tendencia a ser más bajo. Por último, la categoría “ropa” es la que implica un menor desembolso (totalmente bajo o nulo), siendo la menos importante para los visitantes en los días de feria.

Entre las personas que han tomado la decisión de visitar la feria, el 52,59% va a disfrutarlo completamente sin restricciones, el 33,62% acudirá con ciertas precauciones como evitar aglomeraciones o utilizar la mascarilla y el 13,79% ha indicado que no asistirá a la feria durante la semana de fiesta.