Un total de 60.815 pasajeros y 13.827 vehículos han embarcado en el puerto de Málaga durante la Operación Paso del Estrecho (OPE) entre el 15 de junio y el 31 de julio, lo que supone un aumento del 30,1 % en relación al mismo periodo de 2019. Estos datos corresponden a las 84 rotaciones llevadas a cabo por las navieras en el periodo analizado, según informó ayer jueves en un comunicado la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Del total de viajeros (1.127.944) que han atravesado la frontera con Marruecos durante este tiempo por los distintos puntos del país, Málaga acumula el 5,4%.

Respecto a la última OPE, que se llevó a cabo en 2019, el incremento de personas en Málaga ha sido del 30,1 %, al pasar de 46.729 a las 60.815 citadas, mientras que el tránsito de vehículos supone un ascenso del 39,9 %, desde 9.886 a 13.827. El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, destacó que en este periodo no se han producido incidencias importantes y resaltó el buen funcionamiento del dispositivo de 1.100 personas que forman parte del operativo.

La Operación Paso del Estrecho de este año consta de dos fases: una de salida, que abarca desde el 15 de junio hasta el 15 de agosto, y otra de retorno, que va desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre. En Málaga, hay dos rotaciones diarias con Melilla, excepto los viernes que sólo hay una, con buques de las compañías Balearia y Acciona-Trasmediterránea. Las compañías marítimas ofrecen la posibilidad de obtener las tarjetas de embarque en las áreas de descanso dispuestas en la provincia en Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario, Antequera, Casabermeja, Málaga, Torremolinos, Marbella, Estepona y Manilva, que cuentan con capacidad para casi 1.900 vehículos.