La Policía Nacional de Málaga ha recibido este fin de semana tres denuncias por posible sumisión química mediante 'pinchazos', dos mujeres en Málaga capital y otra en Fuengirola.

Estos casos se suman a la denuncia de una turista francesa el pasado 8 de julio, quien tras salir de fiesta en una discoteca de la capital, se levantó mareada a la mañana siguiente y vio en uno de sus brazos dos pinchazos.

Así, según han informado fuentes policiales, las demarcaciones de la Policía Nacional en la provincia han contabilizado hasta el mediodía de este lunes un total de cuatro denuncias tramitadas en comisaría por casos de posible sumisión química relacionados con 'pinchazos'.

Las mismas fuentes han informado de que todos ellos son casos sospechosos, pendientes de los resultados de estudios toxicológicos, por lo que por el momento no hay confirmado ningún caso positivo de inoculación de sustancias químicas en lo relativo a los denunciados en la provincia.