Kiosco

La Opinión de Málaga

Plan de ahorro energético

Málaga no apagará sus monumentos: "Supone un ahorro pequeño y no hay obligación"

Francisco de la Torre confirma que las edificaciones históricas como la Alcazaba, Gibralfaro, la Catedral o el propio Consistorio mantendrán su iluminación exterior

Iluminación externa de la fachada del Ayuntamiento de Málaga. L.O.

La Alcazaba, Gibralfaro, la Catedral o la propia Casa Consistorial, monumentos de la ciudad de Málaga, todos declarados como Bien de Interés Cultural (BIC), mantendrán su iluminación exterior. Así lo ha confirmado el alcalde, Francisco de la Torre, que ha subrayado que no "están en la obligación de apagarlos".

El regidor ha defendido que estos monumentos forman parte del skyline y de la imagen de la ciudad, así como que apagarlos supondría un "ahorro pequeño".

Asimismo, De la Torre ha recordado que el plan de ahorro energético impulsado por el Gobierno central no incluye a los monumentos históricos, por lo que ha subrayado que mantener la iluminación de estas edificaciones no supondrá un incumplimiento del decreto.

"Van a seguir encendidos porque el decreto no les afecta. Aquí tenemos además lámparas LED en el ayuntamiento y desde que empezó el conflicto en Ucrania ponemos los colores de la bandera ucraniana salvo que haya un día especial de algo y nos piden un colorido", ha explicado Francisco de la Torre, que días atrás se mostró abierto a estudiar una reducción de las horas en las que esa iluminación se mantiene encendida.

Tampoco habrá modificaciones en el alumbrado de la Feria de Málaga como ya aclaró ayer la edil de Fiestas, Teresa Porras, que insistió en que se emplea tecnología LED para minimizar el consumo eléctrico.

Andalucía

De manera que Málaga actúa en la línea de lo que han decidido los ayuntamientos andaluces con respecto al plan de ahorro energético, que apagarán sus edificios de carácter puramente administrativos pero mantendrán la iluminación en los monumentos históricos, como la Alhambra de Granada o la Giralda de Sevilla.

En el caso del Parlamento de Andalucía, no se apagará la luz de la fachada ya que el edificio está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) y se entiende que prevalece su importancia monumental por encima de su uso administrativo. Ocurrirá igual con el Ayuntamiento de Sevilla, el de Huelva y también el de Málaga. No obstante, el Ayuntamiento de Granada sí apagará las luces, una medida que estrenó ayer con la entrada en vigor del decreto.

Compartir el artículo

stats