Málaga no vivirá una jornada de terral como este domingo pasado, pero eso no quiere decir que vaya a hacer fresco. El aire caliente y seco que entra por el Valle del Guadalhorce será desplazado por el viento del sur y suroeste, que es más húmedo y puede que refresque inicialmente, pero las máximas rondarán los 35 grados.

Ir a la Feria de Málaga este lunes requerirá de ropa fresca y algo de valor, ya que la temperatura rondará los 35 grados a partir de las 15.00 horas. Toca sudar, aunque el viento del sur permitirá cierto alivio en las zonas más cercanas al litoral.

La noche será también calurosa, con 25 grados de máxima, justo en el límite del calor que permite dormir con comodidad. Para este martes las temperaturas se mantendrán sin apenas cambios, bajando un grado la máxima y la mínima. No obstante, el viento será de Poniente, con algunos momentos que sea de noroeste, mucho más seco y, por tanto, la sensación de calor pueda ser mayor. No se descarta que en algunos momentos sea cálido, con un terral leve.