Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Aniversario

Molina Lario, tres siglos del gran obispo de Málaga

Camañas (Teruel), pueblo natal de José Molina Lario (1722-1783), conmemoró los 300 años del nacimiento de quien sería el obispo ilustrado de Málaga e inauguró un mural con su figura y el Acueducto de San Telmo. La Real Academia de Bellas Artes de San Telmo se sumó a la celebración

Autoridades y participantes en la conmemoración, con el nuevo mural de Molina Lario en su pueblo natal, Camañas. La Opinión

Desde el pasado 5 de marzo, 300 aniversario de su nacimiento, un placa lo recuerda en su casa natal, una gran construcción de piedra que no parece haber cambiado mucho desde 1722, justamente en la calle Obispo Molina, en Camañas, un pueblo al norte de la ciudad de Teruel de unos 140 habitantes. 

Las autoridades, en la casa natal de José Molina Lario, en la calle del Obispo Molina, 2, en Camañas. La Opinión

Desde la esquina de la casona ya se ve la hermosa torre barroca con motivos mudéjares de la iglesia de la Asunción, donde José Molina Lario, el futuro obispo de Albarracín y más tarde de Málaga, escucharía misa de niño y seguramente le brotaría la vocación religiosa.

Su pueblo natal se volcó a lo largo del pasado mes de mayo para conmemorar los tres siglos de su nacimiento con un ciclo de conferencias, una exposición de objetos litúrgicos que Molina Lario donó a Albarracín, visitas teatralizadas, música y un reportaje fotográfico de las obras en las que intervino.

El mural conmemorativo, al completo. La Opinión

Pero lo que perdurará en el paisaje de Camañas es un gran mural realizado por el artista grafitero Bize en una medianera de ladrillo visto, en la que aparece el obispo turolense acompañado por la iglesia de Camañas y el Acueducto de San Telmo de Málaga y en el cielo, en lugar del sol, su sello y escudo de obispo de Albarracín (lo fue entre 1765 y 1775).

Academia de San Telmo

A la conmemoración se sumó la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga, que estuvo representada por su vicepresidenta, la catedrática de Historia del Arte Rosario Camacho, quien en la ermita románica de la Virgen del Consuelo, del siglo XIII, impartió una conferencia sobre Molina Lario, muy poco conocido en su pueblo natal, de quien recordó que es la única personalidad no malagueña en la galería de personajes ilustres del Ayuntamiento de Málaga.

La vicepresidenta de la Academia de San Telmo, Rosario Camacho, impartió una conferencia en Camañas sobre José Molina Lario. La Opinión

Además, Rosario Camacho aprovechó para donar doce ejemplares del libro de Ramón Vicente Monzón ‘Relación de la obra del acueducto de Málaga al Rey Nuestro Señor’, de 1786, una edición facsímil que la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo publicó en 1996.

Trayectoria

Tras una década como obispo de Albarracín, periodo en el que creó un Monte de Piedad para ayudar a los fabricantes de paños, en enero de 1776 Molina Lario fue promovido a obispo de Málaga. A él se le debe la construcción de los dos órganos de la Catedral, obra del organero Julián de la Orden; para el académico de San Telmo y organista de la Catedral, Adalberto Martínez son los más logrados de XVIII en España. El segundo de ellos fue costeado por el propio Molina Lario, al igual que la remodelación de la capilla catedralicia de la Encarnación.

Pero si ha pasado a la Historia de Málaga ha sido por el Acueducto de San Telmo o ‘Cañería del Obispo’, Bien de Interés Cultural desde 2009 y de cuyas obras se hizo cargo. Murió en mitad de su construcción, el 4 de junio de 1783. Como no podía ser menos, está enterrado en la capilla de la Encarnación de la Catedral de Málaga.

Compartir el artículo

stats