La calle Dos Aceras ha vivido una situación peculiar cuando un autobús articulado se quedó bloqueado en la entrada de la calle, según informa el área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga. Esto ocurrió poco antes de las 18.40 horas y duró unos minutos, pudiendo solventarse sin muchos problemas, aunque dejando una curiosa imagen y unos momentos de incertidumbre entre los pasajeros.

El problema surgió cuando la conductora, que es nueva y forma parte del refuerzo contratado para la Feria de Málaga, se equivocó de recorrido con un articulado de la Línea 1. Para conseguir recuperar el itinerario, optó por bajar por la calle Dos Aceras, una vía muy complicada para este tipo de vehículos tan largos, que además es en bajada y, a la estrechez, se le suma la entrada en curva.

El autobús se quedó bloqueado durante unos minutos, pero finalmente la conductora pudo solventar el problema y recuperar el tránsito mediante unas maniobras efectivas, retomando el recorrido y llegando a la Alameda sobre las 19.00 horas