Un total de 840 trabajadores en Málaga han percibido la nómina de julio correspondiente a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal, lo que supuso un abono de 45.419,06 euros por parte del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

En total, esta herramienta establecida por el Gobierno ha permitido la protección en la provincia de 146.325 trabajadores desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, y un abono total de 772,43 millones de euros.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, destacó ayer la tendencia a la baja «desde abril de 2021, cuando la cifra de prestaciones abonadas ascendía a 44.3395, muy lejos de la registrada este pasado mes», lo que, dijo, demuestra «la efectividad de las medidas implantadas por el Gobierno de España para lograr una recuperación económica continuada tras la pandemia y además establecer nuevas reglas en el mercado laboral que acaben con la temporalidad y afiancen un empleo de calidad».

Salas indicó que «a día de hoy el Gobierno sigue apostando por la protección de los trabajadores malagueños y el apoyo al sector empresarial a través de esta importante herramienta que ha salvado decenas de miles de empleos y ha evitado el cierre de miles de empresas en nuestra provincia».

La nómina más alta abonada por el Gobierno desde que se puso en marcha esta herramienta de protección, recordó el subdelegado, «fue la correspondiente al mes de mayo de 2020, cuando ascendió a 130,6 millones de euros destinados a 125.645 trabajadores malagueños». Junio del mismo año fue un mes en el que percibieron esta ayuda también un número similar de empleados pero por menos cantidad, 105,2 millones de euros, indicaron desde la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.