El concejal de Urbanismo, Raúl López, ha avisado hoy del fin de la fase 1 de las obras de la calle Carretería de Málaga. "Estamos finalizando la fase 1", ha afirmado en una comparecencia ante los medios de comunicación.

La ejecución de esta primera fase se ha alargado más de lo previsto debido a los muros que no permitían el paso de las aguas pluviales al Guadalmedina lo que obligó, las semanas previas a Semana Santa, a construir un arquetón subterráneo que permitiera precisamente la separación de las aguas fecales de las pluviales, estas últimas las únicas que se conducirían al río. 

Además, el concejal de Urbanismo ha insistido en que "en estos meses se nos ha metido Semana Santa, la Feria, una huelga de camioneros, Ucrania", por lo que señala: "Nos ha pasado de todo". 

Después de dichas interrupciones, a día de hoy son varias las actuaciones, cuestiones más estéticas que de uso de los ciudadanos, que quedan pendientes antes de comenzar la fase 2 de las obras, que afectará a las calles entre Postigo de Arance y Gigantes. 

Los aspectos pendientes son, según ha citado Raúl López, una valla de cristal al lado del ascensor de la Tribuna de los Pobres, un espacio ajardinado paralelo al muro y el asfaltado de calle Cisneros

Una vez finalizadas, el Ayuntamiento comenzará con la fase 2 que coincidirá con la semipeatonalización de la calle Álamos, lo que podría, como ha dicho el consistorio, ocasionar modificaciones en el tráfico.