El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, expresó ayer «máximo respeto» por la petición de indulto que ha presentado la familia del expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, tras la ratificación de la condena por el caso de los ERE fraudulentos, e indicó que parece que en el PSOE-A no se está «de acuerdo» con la concesión de ese indulto.

En declaraciones a los periodistas en Málaga, indicó que él siente el «máximo respeto» por los familiares de una persona que esté en prisión o que pudiera entrar. «Lo entiendo, todos haríamos lo mismo por un familiar nuestro, pero eso no quiere decir que el Gobierno central tenga la necesidad de dar ese indulto».

Agregó que si parece que el propio PSOE-A «no está de acuerdo con ese indulto», no va a ser Vox el que pida o defienda el indulto.

«Liberación encubierta»

Por otra parte, el portavoz parlamentario de Vox se refirió al acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco y opinó que se asiste «de manera encubierta» a una liberación de presos terroristas, «por la puerta de atrás».

«Este Gobierno no cumple nada de lo que promete a nadie; el presidente estafa a todos, miente a todos, incumple a todos excepto a unos, a Bildu», manifestó para añadir que «las únicas promesas que ha cumplido el presidente son las hechas a Bildu».

En este sentido, se refirió al acercamiento de presos, «incluso lo más sanguinarios, a cárceles vascas, previa transferencia de las competencias de cárceles al Gobierno del País Vasco». Y dijo que cree que el Gobierno pretende trasladar a todos los presos de ETA al País Vasco «con el objetivo ulterior de salir a la calle de manera encubierta lo más rápido posible».