El Ayuntamiento de Málaga está restaurando, una vez más, la fuente del Baño de Diana y Acteón, una obra del escultor malagueño José Seguiri de 1989 que ha sido víctima del vandalismo en varias ocasiones.

Desde la concejalía del Distrito Centro explican que se está soldando una de las figuras que componen la representación mitológica que ambienta esta fuente y que estaba «medio arrancada» por un «acto de vandalismo».

Se trata de una actuación a cargo del Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga.

Asimismo, en esta intervención se está aprovechando para pulir la superficie de la fuente, lo que ha sacado a relucir el bronce con el que se realizó.

Esta fuente tiene su continuidad en la plaza de Uncibay, donde una estatua representa a Acteón huyendo hacia otra fuente mientras es perseguido por sus propios perros tras sufrir el castigo de Diana al descubrirse espiada mientras se daba un baño junto a sus ninfas.