Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Laboral

La hostelería de Málaga rompe su techo de 100.000 trabajadores y espera alargar la temporada alta

Tras un verano laboral récord, la restauración y los hoteles confían en mantener la mayor parte del empleo hasta octubre - CCOO a pide los fijos-discontinuos sigan activos por las buenas previsiones turísticas

Un establecimiento de hostelería en Málaga. Gregorio Marrero

Málaga ha alcanzado en este verano que ya acaba un nuevo récord de trabajadores en el sector turístico y tiene la firme esperanza de poder alargar la temporada alta turística hasta octubre merced a las buenas perspectivas de llegada de visitantes internacionales, lo que ayudaría a mantener durante estos próximos meses la mayor parte del actual empleo. La provincia cerró agosto con algo más de 101.000 trabajadores en el segmento de hostelería, la mayor cifra que se recuerda en la serie estadística de la Seguridad Social (la anterior mejor marca eran los 99.474 de agosto de 2019) y con una subida del 13% en relación a hace un año.

Tanto la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) como la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) reconocen que el verano ha sido «muy bueno» y ha permitido recuperar el nivel de actividad de la prepandemia, aunque no así todavía los de facturación y rentabilidad. Málaga puede presumir además de concentrar casi la tercera parte del empleo andaluz en este segmento (la región emplea a unas 327.000 personas).

Son unos datos espectaculares y muestran que el sector de la hostelería ha respondido y está tirando del carro de la economía. Se ha demostrado una gran fortaleza este verano, con datos de contratación por encima incluso del nivel previo a la pandemia

decoration

«Son unos datos realmente espectaculares y muestran que el sector de la hostelería ha respondido y está tirando del carro de la economía. Se ha demostrado una gran fortaleza este verano, con datos de contratación por encima incluso del nivel previo a la pandemia, y pese que las empresas del sector aún sufren un déficit económico por las restricciones sufridas estos años anteriores», explica a este periódico el presidente de Mahos, Javier Frutos. Las ventas del sector hostelero (bares, cafeterías, restaurantes, etc) siguen así un 5% por debajo de 2019, lo que ni ha sido óbice para el aumento del empleo.

Mahos también destaca que el sector ha asumido una contención de precios pese a la escalada de la inflación. Si el IPC muestra actualmente una subida interanual del 10,8%, en el caso de la hostelería es del 6%.

Frutos sostiene que las cifras demuestran también que no hay falta de trabajadores en el sector, como se ha venido comentando, sino que hacía falta tiempo para que el mercado se normalizara tras el parón que el turismo sufrió durante la pandemia. De cara al otoño, Frutos cree que la hostelería puede mantener en Málaga sus niveles de empleo, aunque lógicamente algo por debajo de estas cifras récord de verano.

Los hoteles, satisfechos

En el sector hotelero, el vicepresidente de Aehcos, Javier Hernández, afirma que el verano ha sido bueno, con ocupaciones medias de los establecimientos por encima del nivel prepandemia, y recuerda que el problema inicial rea la escasez de trabajadores para cubrir todos los puestos que se demandaban.

«Al final, las cifras indican que se han podido incorporar a muchas personas y activar así todos los puntos de venta internos de los hoteles, como cafeterías de planta o espacios de salud, belleza, relajación o zona de masajes. Camareros y ayudantes de cocina han sido los perfiles más demandados, seguidos de cocineros o personal de mantenimiento. El 98% de los hoteles de la Costa del Sol han estado abiertos (sólo han faltado los que están en reformas), con una ocupación media del 88%.

Hernández afirma que las perspectivas para septiembre y octubre son optimistas aunque la ocupación, evidentemente, caerá algo (se estima un 81,5% y un 70% respectivamente). Aehcos estima que plazas como Málaga capital, Marbella o Fuengirola mostrarán un mejor comportamiento.

CCOO y los fijos-discontinuos

Por la parte sindical, el responsable de Turismo de CCOO, Gonzalo Fuentes, afirma que los datos de turistas y ocupación hotelera han sido «espectaculares» y añade que la reforma laboral está propiciando una mayor estabilidad de los contratos, con más trabajadores fijos o fijos-discontinuos.

Si en años anteriores sólo el 8% de los contratos que realizaba cada mes el sector era indefinido, en el primer semestre de 2022 el 47% de los 77.844 que se han firmado son fijos, según el Observatorio Argos de la Junta de Andalucía. La firma de contratos indefinidos se ha multiplicado así por seis. Eso sí, muchos de ellos han sido fijos discontinuos.

Fuentes lamenta que en esta última modalidad, la de fijos-discontinuos, se están produciendo altas con jornada parcial, cuando el convenio laboral establece que sean a jornada completa. «Es algo pendiente de solucionar, y que se está negociando también a nivel nacional» apunta.

El visitante internacional, pese a la delicada coyuntura y a la Guerra en Ucrania, va a seguir viniendo. Confiamos en que la temporal alta se alargue lo más posible

decoration

CCOO espera, en todo caso, que el otoño sea bueno para el turismo y permita mantener la mayor parte del empleo. «El visitante internacional, pese a la delicada coyuntura y a la Guerra en Ucrania, va a seguir viniendo. Confiamos en que la temporal alta se alargue lo más posible», dice. Para Fuentes, el objetivo es que los trabajadores fijos-discontinuos puedan trabajar entre ocho y nueve meses al año, con posibilidad de cobrar el paro durante los meses de inactividad. Fuentes advierte además de que los sindicatos están pendientes de posibles casos de fraude laboral en el sector (empresas que recurren a temporales o fijos discontinuos para puestos estables).

Compartir el artículo

stats