Los malagueños son los que más tardan en casarse. Así lo reflejan los datos de edad media al primer matrimonio por provincias del Instituto Nacional de Estadística (INE). Mientras que la media española para casarse se sitúa en los 35 años, en el caso de los malagueños es de 36 años; siendo la tasa más alta desde los registros del INE en 2008.

Esta media hace referencia a los habitantes que se casan por primera vez. De hecho, la provincia es la zona de Andalucía en la que más tarde se fue al matrimonio durante el año en 2020. Una cifra que se ha incrementado a lo largo de los años. En 2019, la media de edad para los enlaces se situaba en los 34 años, sin embargo el efecto colateral de la pandemia lo ha subido hasta los 36.

La edad para decir ‘sí, quiero’ se ha retrasado al igual que la edad para tener hijos o independizarse.

Y es que casarse cada vez más tarde es algo que se viene haciendo común. De hecho, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2008, los malagueños se casaban de media a los 30 años. Las mujeres de media a los 30 y los hombres a los 34.

Otra de las posibles causas para que existan estos enlaces tardíos es tanto económica como generacional. Los jóvenes malagueños ya no quieren casarse, y los que sí lo desean son pocos. Además, esto es una consecuencia directa de la falta de estabilidad económica que viene dada por el paro juvenil, lo que repercute en una tardía independización y el difícil acceso de una vivienda.

Por sexos, las mujeres son las que antes se casan (34 años) y también las que antes se separan (44 años). En el caso de los hombres, la media para ello está en los 37 años y no es hasta los 48 cuando se divorcian.

En cuanto a la provincia, las malagueñas se divorcian antes, a los 44 años, y los hombres, a los 46.

Si retrocedemos hasta los noventa, la edad media se situaba en la veintena. Algo que queda muy lejos de la situación actual.

Menos bodas por la Iglesia

Otro aspecto a destacar es la ‘caída libre’ de los rituales eclesiásticos. Durante 2020 España contabilizó 90.416 matrimonios, de estos solo el 10% fue por la Iglesia. Frente a las 80.774 bodas civiles que se celebraron.

De las más de 90.000 enlaces, 3.250 fueron en Málaga. Pero, solo 314 malagueños se casaron por el ritual católico frente a los 2.935 matrimonios celebrados por lo civil.

Divorcios

En 2020 hubo un total de 77.200 divorcios en España , un 15% menos que en 2019 (91.645). Muchos se paralizaron debido a la pandemia, pero tras el ‘boom’ de sí quieros aplazados por la Covid, muchos decidieron poner fin a sus matrimonios pasado el confinamiento.

De este total, 14.567 fueron en Andalucía y 2.986 en Málaga.

Las demandas de disolución matrimonial presentadas en el año 2021 sumaron un total de 18.913, dato que representa un aumento conjunto del 2,5% con respecto a las del ejercicio anterior. Atendiendo a los distintos tipos de demanda, el año pasado se incrementaron todas las demandas de disolución matrimonial excepto las separaciones no consensuadas, que se mantuvieron igual.

Según los datos recogidos por el Servicio de Estadística, las 9.562 demandas de divorcio consensuado presentadas en 2021 fueron un 3,8% más que las de 2020.

Las 8.502 demandas de divorcio no consensuado se incrementaron un 1 por ciento; las 526 de separación consensuada experimentaron un aumento del 4,6 por ciento y las 302 de separación no consensuada fueron iguales que las del año anterior.

Durante el mismo periodo, se presentaron 21 demandas de nulidad, frente a las 18 de 2020.

En este sentido, Málaga junto a Sevilla fueron las provincias andaluzas con mayor número de disoluciones matrimoniales, con 4.318 en la provincia.

Según los datos del INE, los malagueños que más se separan se sitúan en la franja de edad de los 45 a los 64 años.

Los cónyuges malagueños de 24 a 44 años que se separaron fueron 1.233. El punto de inflexión está en la franja de edad de los 45 a los 64 años, ya que durante el último año solo se separaron 1.555, mientras que 2019 hubo un pico de 1.968, el mayor de los últimos diez años. Los mayores de 65 años también se separan, aunque en menor medida (192) mientras que solo seis malagueños menores de 24 decidieron poner fin a su unión conyugal.

Estos divorcios, en la gran mayoría, fueron protagonizados por matrimonios malagueños que llevaban unidos de 20 a 29 años (19,80%.) Le siguen los de 10 a 14 años (18,52%), 30 y más años (13,85%) y por último de 15 a 19 años (12,68%).