El enfrentamiento entre taxistas y los VTC es una pugna eterna en la que todavía parece no haber atisbo de acuerdo cercano. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunció ayer que no prorrogará el plazo de cuatro años que el Gobierno central dio a las comunidades para regular la actividad de las plataformas de contratación de vehículos con conductor (VTC).

Este finalizaría, por tanto, el próximo 30 de septiembre. A día de hoy en Andalucía, el decreto es un borrador que pide las negociaciones de unos y otros. Las asociaciones de taxistas de Málaga se muestran descontentas con una regulación que aseguran no es lo suficientemente restrictiva, aunque insisten en que "el taxi no quiere ni que desaparezca ni que se vayan, que cumplan la ley", como dice el portavoz de Élite Costa del Sol, Guillermo Díaz

Las principales peticiones del sector del taxi a la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, la que está gestionando la mesa de negociación, son dos: la eliminación de la geolocalización de los VTC y la exigencia del seguro de responsabilidad civil para cada uno de estos vehículos, como ya tienen los taxis. 

El primero de los asuntos se basa en que, de acuerdo con la regulación estatal, los VTC trabajan con contrato, es decir, cuando el usuario lo pide por la aplicación, de manera que no pueden establecer paradas o montar a pasajeros que recojan por mano alzada, como si pueden los taxis. 

El portavoz de Élite Costa del Sol alerta de que no lo cumplen: "Si tu estás disponible en una aplicación no necesitas saber en todo momento dónde está el coche mientras no está contratado. Una vez que tu necesites el servicio y le des al botón para contratar el servicio, tú tienes que saber dónde está tu coche, cuánto tarda en llegar y quién va", sostiene Guillermo Díaz. 

Añade que, en definitiva, lo que se pide es que "ellos no estén en exposición", a no ser que el usuario solicite sus servicios: "Que no establezcan paradas, que no esperen a los clientes haciendo parada en la cercanía del aeropuerto, de las estaciones, de los hoteles", sostiene el taxista. 

Los taxistas de Málaga defienden que "el problema es que ellos (los VTC) quieren hacer de taxis y no lo son". Élite Costa del Sol y Taxi Unión critican: "Con una autorización de 26 euros quieren hacer lo que hace un taxi, que tiene que pasar una capacitación, unos exámenes, que tiene unos seguros, dos ITV anuales, tarifas anuales", sostiene Guillermo Díaz. El sector critica que la Junta de Andalucía "lleve diciéndoles cuatro años que lo van a regular, que van a hacer que se cumpla el decreto". 

Pérdidas de empleo 

Un informe encargado por Uber y Cabify cifra en 8.500 el número de empleos que se perderían en Andalucía si el decreto de la Junta entra en vigor. Las asociaciones de taxistas niegan su validez. 

José Antonio Cuenca es el portavoz de Taxi Unión: "No se van a perder los puestos de trabajo (...). Lo que se va a hacer es profesionalizar el tema de los conductores. Ellos ahora mismo están sin ningún tipo de regulación". 

Andalucía es, de hecho, la segunda comunidad por número de licencias de VTC, con un 19% del total de España, según datos de la administración regional. La proporción respecto al número de taxis es de una licencia de VTC por cada 2,7 taxis. 

Las asociaciones del sector del taxi insisten en que la Junta de Andalucía también debería incidir sobre la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil. El portavoz de Taxi Unión detalla que ellos las plataformas de VTC están suscritas a los 'seguros de flota', de manera que son hasta siete vehículos los que pueden circular con un solo seguro. "Pueden abarcar hasta siete coches, con un seguro de 200 euros. Nosotros tenemos un seguro cada uno de entre 1.500 y 1.800 euros", alerta Guillermo Díaz, de Élite Costa del Sol. 

Las negociaciones del nuevo decreto continuarán esta semana. Mañana la Federación Andaluza del Taxi (FAAT), que engloba a todas las asociaciones, ha convocado una nueva manifestación en Sevilla, tras la cual se reunirán con la consejera de Fomento de la Junta, Marifrán Carazo