Si unas obras son siempre motivo de molestias por el ruido ocasionado, la dificultad para acceder a los negocios o la movilidad de la zona, resultan aún más problemáticas si coinciden con una época de inflación al alza y el encarecimiento de materiales y productos debido  a las consecuencias de una guerra. La concejala delegada de Comercio, Vía Pública y Contratación, Elisa Pérez de Siles, acompañada de los ediles Carlos Conde y Rosa Sánchez, y el representante de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico Rodrigo Bocanegra, ha querido hacer especial hincapié en que una situación excepcional y sin precedentes como esta, requiere adoptar medidas excepcionales. Así ha justificado la concejala la nueva campaña ‘Abierto por obras’ que busca ayudar a los comerciantes del centro que se han visto perjudicados por las obras de la calle Carretería, iniciadas el pasado octubre. 

“Una obra de este caldo suponen una renovación urbana  integral que va a cambiar la fisonomía de toda esta zona”, ha asegurado Elisa Pérez, que ha recalcado el perjuicio extra que esta obra ha ocasionado a los comerciantes que ya venían sufriendo las consecuencias de  la pandemia y de una inflación que roza el 10,5%. De manera que, para tratar de aliviar la situación, el Ayuntamiento ha querido ayudar “a los casi 100 comercios que integran este entorno urbano” con una campaña de subvenciones directas dotada con un total de 50.000 euros para los comerciantes y hosteleros, afectados por las obras de renovación urbana que están ejecutándose en el entorno de Carretería.

La concejala delegada de Comercio, Vía Pública y Contratación, Elisa Pérez de Siles, acompañada de los ediles Carlos Conde y Rosa Sánchez, el representante de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico Rodrigo Bocanegra Javier Ramírez

La cuantía a percibir por cada establecimiento será de unos 500 euros, independientemente del tamaño o nivel de facturación del mismo. Una ayuda destinada a los comercios de proximidad y cuya convocatoria está abierta hasta final de año. “Queríamos que fuese una convocatoria muy ágil donde los comerciantes no tuviesen que desarrollar ningún esfuerzo para conseguir esa ayuda económica”, ha señalado la concejala. 

Las únicas condiciones para acceder a estas subvenciones serán tener el local abierto al público en el entorno de referencia y la licencia de apertura. “Unas condiciones muy simples” que serán tramitadas por la empresa municipal ProMálaga para que así los negocios puedan percibir el importe en cuestión de días, tras haber entregado las solicitudes. Las ayudas podrán solicitarse en cuanto se aprueben las bases reguladoras, las cuales están “a punto de publicarse”, según la concejala. 

Apoyo al comercio de proximidad

Casi un centenar de establecimientos de las calles Carretería, Puerta de Antequera, Andrés Pérez, Nosquera, Tejón y Rodríguez, Postigo de Arance, Biedma, Gigantes, Molino del Aceite, Ollerías, Dos aceras, así como las plazas de San Pedro de Alcántar y de San Francisco, podrán beneficiarse de estas ayudas. “No hemos hecho distinción en que el comerciante sea de la primera o de la segunda fase de la obra, porque el que no lo haya sufrido en la primera fase, sufrirá las consecuencias en los próximos días que comenzará la segunda”, destacó De Siles. 

Además de la vertiente económica, la campaña, gestionada por el Área de Comercio, Vía Pública y Promoción de la Actividad Empresarial,  consta de dos líneas más que buscan incentivar las ventas en los establecimientos que se han visto afectados por las obras, para que “los malagueños no tengan excusa para no comprar en Carretería”. Para ello, se han instalado a pie de calle varios directorios comerciales para recordar la localización de los comercios y se repartirán 28.000 tickets de dos horas gratis de parking en los aparcamientos municipales a quienes realicen sus compras en estos establecimientos. 

A esto se sumará una amplia campaña de comunicación que, bajo el lema ‘Carretería abierta por obras’, utilizará como soportes los mupis, las bandoleras y los relojes digitales distribuidos por toda la ciudad. “Más de cien carteles para favorecer la visibilidad de estos negocios”, ha explicado la concejala, a los que se les añadirá una importante campaña publicitaria en los principales medios de comunicación. “La campaña quiere hacer un llamamiento a todos los vecinos de Málaga para que visiten los comercios que están más vivos que nunca”.

Esta iniciativa se suma a otras como ‘Haz Barrio’ y ‘Ahora somos online’, así como a los más de tres millones de euros concedidos en ayudas directas a 1.239 autónomos y pymes de comercio minorista y comercio de la ciudad, en el marco del Plan de Reactivación puesto en marcha por el Ayuntamiento a raíz de la pandemia de la Covid-19