José Manuel Martín Rojo define las líneas estratégicas de TM Grupo Inmobiliario en su fuerte apuesta por un modelo definido de turismo residencial.

TM Grupo Inmobiliario desempeña su actividad desde 2015 en la Costa del Sol. ¿Cuál es su apuesta en la provincia de Málaga para los próximos años?

La provincia de Málaga es una ubicación principal para la segunda residencia en España. Para TM Grupo Inmobiliario es estratégico crecer en la provincia de Málaga, como refleja el hecho de que desde 2015, la compañía ha adquirido regularmente suelo de calidad con el objetivo de continuar desarrollando nuestro modelo de turismo residencial sostenible, a través de promociones de gran calidad, ubicadas principalmente en Marbella y Estepona. De hecho, en 2024 alcanzaremos los 160 millones de euros de inversión en Málaga, con los que sumaremos más de 77.000 metros cuadrados de suelo en la provincia para llevar a cabo varias de las promociones más exclusivas de nuestro porfolio, que se verán reflejadas en la construcción de un parque de 350 viviendas.

¿Cuál es el perfil del cliente que elige Málaga como destino para inversión en Residencial?

En nuestro caso, el 85% de nuestros clientes son internacionales. Con una cartera de más de 30 países de procedencia y, como líderes en turismo residencial, podemos confirmar que el comprador que decide invertir en turismo residencial busca disfrutar del estilo de vida mediterráneo, tanto en sus vacaciones como durante estancias más prolongadas gracias a las favorables condiciones climatológicas de las que goza la provincia. Acotando un poco más el perfil del comprador, el promedio de nuestros clientes se ajusta a una edad media de 51 años, interesado en viviendas de tres habitaciones, con espacios verdes y amplias zonas comunes. Además de la cercanía al mar, con la aparición de los nómadas digitales y la implantación del teletrabajo, también hemos visto un significativo incremento de la demanda de opciones de conectividad en la vivienda y adaptación de espacios para teletrabajo.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el Residencial?

Nuestro sector es uno de los principales generadores de sostenibilidad, desarrollo económico, social y ambiental. El turismo residencial genera un impacto económico de miles de millones de euros al año, creando decenas de miles de puestos de trabajo y una gran influencia en negocios como la hostelería, el comercio o el sector servicios. Nos enfrentamos a importantes retos en el ámbito de la sostenibilidad y la digitalización que hagan posible alcanzar los objetivos de descarbonización de la economía y la adaptación a los nuevos condicionantes y necesidades del mercado. En ese sentido, a nivel ambiental, desarrollamos todas nuestras viviendas con doble orientación y ventilación cruzada para reducir el gasto en climatización; empleamos tecnología de aerotermia, mucho más eficiente y sostenible, según el código ético de la edificación; creamos espacios verdes con vegetación autóctona que requiere de menor consumo hídrico; piscinas climatizadas que funcionan con placas fotovoltaicas y soluciones de sistema urbano de drenaje sostenible (SUSD) para la gestión de aguas pluviales. Respecto al reto de la digitalización, la pandemia ha demandado nuevas herramientas digitales que, en nuestro caso, ya teníamos implantadas, como el uso del big data para el tratamiento de la información y otras herramientas como las visitas virtuales, webinars en diferentes idiomas para nuestros clientes europeos, firma digital de documentos y cámaras instaladas en las promociones durante el proceso de obra para que los clientes puedan hacer seguimiento del avance de su vivienda. Adicionalmente, TM Grupo Inmobiliario también cuenta con un firme compromiso social para favorecer el acceso a la vivienda a los grupos sociales más vulnerables, avanzar en innovación y nuevas tecnologías o la creación de empleo de calidad, entre otros. En definitiva, nuestro reto es continuar siendo la referencia del turismo residencial responsable y generar un impacto positivo en todos los grupos de interés de las comunidades en las que estamos presentes.

¿Cree que el living puede ser el sector estrella? ¿Qué oportunidades de crecimiento tiene el sector del living en Málaga y la Costa del Sol? ¿Cuáles serían las claves del éxito del concepto living en el mercado inmobiliario de la Costa del Sol?  .

Sí, si creemos que Málaga es un destino estratégico para residencias tradicionales, por sus innumerables bondades que hemos comentado en estas jornadas, también lo es para cualquiera de las opciones de living que se están demandando. El destino es claramente atractivo por lo que se trata de adaptar el modelo habitacional a estos nuevos modelos. Si hablamos del Senior living, el envejecimiento de la población es uno de los mayores retos urbanos a corto-medio plazo, uno de cada cinco ciudadanos de la UE es mayor de 65 años, lo que representa más de 100 millones de personas. Se estima que en 2050 el porcentaje será superior al 30% y alcanzará a más de 150 millones de personas.  Con estos datos, impulsar la salud, el bienestar físico y emocional mediante fórmulas innovadoras y alternativas habitacionales colaborativas, asociadas a servicios asistenciales y sanitarios turísticos de valor añadido, amplias zonas comunes, espacios abiertos, la digitalización, la tecnología, etc., serán factores claves para mantener el estado de bienestar, la cohesión social, la salud pública y la competitividad de los destinos turísticos. Málaga representa uno de los territorios con mayores ventajas competitivas, fundamentalmente por su oferta de clima, conexión con Europa y equipamientos saludables y sanitarios de excelencia. Además, a esta necesidad ya existente con anterioridad, se ha sumado la pandemia del COVID, que ha puesto de manifiesto la necesidad de tener alternativas al modelo tradicional residencial y turístico para personas mayores.

¿Cree necesaria una reordenación de los PGOU de las ciudades para dar cabida a nuevas tendencias inmobiliarias (Senior living, coliving, etc)

 Sí, los PGOU se tienen que adaptar normativamente implementando mayores márgenes de flexibilidad, libertad y compatibilidad entre usos terciarios y residenciales, regulando e identificando las zonas de ordenación como áreas de oportunidad en los que el Senior Living y el coliving puedan implantarse por ser los lugares de la ciudad con mayores fortalezas y oportunidades que den ventajas competitivas a estas nuevas modalidades habitacionales.