La lluvia parece no llegar a Málaga. A pesar de hacer una breve aparición durante la semana pasada, las precipitaciones fueron insuficientes para paliar la sequía. 

Una situación que parece no mejorar en esta última semana de verano. Y es que las temperaturas veraniegas aún seguirán presentes. 

Según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para este lunes las máximas serán de 28 grados, con cielos soleados. Mientras que las mínimas se desploman hasta los 21 grados. 

Para la jornada del martes se espera un clima parecido, que cambia llegado el miércoles. Para este día se esperan precipitaciones leves, que irán acompañadas de nubes y temperaturas que rozan los 26 grados. 

Para el resto de semana seguirá la tendencia de cielos nubosos, sin lluvias.