La demanda de trabajadores cualificados en hostelería ha sido uno de los mantras más escuchados durante este verano 2022. Una realidad que se suma a la ya de por sí complicada situación del sector que aún trata de recuperar las cifras de consumo de antes de la pandemia. Por otro lado, las desmotivadoras cifras de desempleo juvenil no suponen una preocupación menor. La tasa de paro en jóvenes menores de 25 es de las más altas de Europa, solo por detrás de la de Grecia, que ascendiendo al 26,9% en septiembre de 2022, según Eurostat. Dos grandes problemáticas que atañen a España y a las que Fundación Cruzcampo tratar de ponerle solución con su programa de becas para la formación de jóvenes en hostelería ‘Talento Cruzcampo’, que cumple su tercera edición.

El programa beca el 90% del valor del curso en la Escuela de Hostelería de Fundación Cruzcampo a todos los participantes, jóvenes con edades entre los 18 y 30 años, con el objetivo de formarles como profesionales para brindarles una oportunidad laboral o mejorar su situación actual. En esta tercera edición, se ampliará a 70 los participantes becados. “En 2020 arrancamos este gran proyecto de acción social de Heineken España para transformar el sector y el futuro de los jóvenes. Ahora, dos años después, es el momento de seguir creciendo y lo haremos de la mano del profesorado de nuestra escuela de hostelería propia, que lleva formando grandes profesionales más de 20 años”, ha afirmado  Carmen Ponce, recién nombrada presidenta de Fundación Cruzcampo. 

Este año, 'Talento Cruzcampo' renueva también su red de colaboración ampliando las alianzas con reconocidas entidades que contribuirán a complementar la formación y mejorar las oportunidades de empleabilidad para estos jóvenes.  Cerca de 70 colaboradores, entre hosteleros, organizaciones y padrinos, participan en el programa. Además, algunas empresas como DHL,  Boortmalt y Refrival se suman a Fundación La Caixa y Covap a la hora de asumir el 100% de la matrícula de varios alumnos.

Formación teórico-práctica 

Los contenidos formativos abarcan desde gestión del negocio y digitalización, diseño de experiencias e inglés para hostelería, hasta servicio en sala y cocina. Además, los jóvenes cuentan con la práctica diaria en contacto directo con el público en las instalaciones de Factoría Cruzcampo, sede de la fundación y micro cervecería con fin social donde se desarrolla el programa y donde todo lo recaudado se reinvierte en más becas y formación para más jóvenes. Por otro lado, cuentan también con un programa de 'mentoring' que permite a los jóvenes aprender de la mano de grandes profesionales de la hostelería lo que supone la operativa real de un negocio.

Una parte esencial del programa de formación es la realización de prácticas en verano en establecimientos reales de hostelería, repartidos por toda la geografía española, donde están incluidos algunos Estrella Michelín (Cenador de Amós, el Portal de Echuarren, Casa Gerardo o Dani García, entre otros). Mateo Zapata, antiguo alumno de Talento Cruzcampo y actual jefe de partida de pescados en el restaurante estrella Michelín Abantal ha afirmado que "fue salir del programa y entrar directamente en un Estrella Michelín. Nunca pensé que fuera a ser así, tan rápido. Ahora tengo un contrato indefinido y ya miro hacia delante".

Tras terminar sus prácticas, los jóvenes acceden a sus primeras experiencias laborales además de al portal de empleo de la escuela. Según la Escuela de Hostelería de Fundación Cruzcampo, sus formaciones han demostrado un índice de inserción laboral hasta la fecha del 95%.