La subasta de los terrenos de Repsol será a finales de octubre. Es la estimación que hace la Gerencia de Urbanismo después de que la Mesa de Contratación haya aprobado esta mañana el cronograma con los pasos a seguir en la reactivación del proceso de venta de las cinco parcelas municipales, con un precio de salida de más de 50 millones de euros.

Esta mañana, la Mesa se ha reunido en un acto no público en el que se ha dado cuenta de un informe con todas las alegaciones que recogió Urbanismo a finales de junio cuando la subasta quedó en "stand by" tras el recurso de Bosque Urbano.

Entonces se dio audiencia a las empresas licitadoras para que comunicaran su intención de seguir o no en el proceso, así como todas las cuestiones que pudieran haberles surgido tras admitirse a trámite el recurso contencioso administrativo de la plataforma ciudadana.

Según el concejal de Urbanismo, Raúl López, las inquietudes de las promotoras giraban en torno a dos cuestiones: si las parcelas que se van a enajenar se consideraban un bien litigioso -a lo que se respondió que no- y cuáles serán las consecuencias del pleito -a lo que se contestó que se desconocían, debido a que dependía del fallo judicial-.

Además, la mesa ha dado cuenta también del auto judicial en el que se desestiman las medidas cautelares y se han definido los plazos para continuar con el proceso de venta, lo que incluye su aprobación en el Consejo de administración de la Gerencia de Urbanismo.

"Hay que hacer un borrador del acta, que la firmen los miembros de la mesa y que ese resumen de acta y el visto bueno de la documentación vaya al Consejo de Administración que es el órgano contratante, para dar el plazo de 15 días [a las licitadoras] para que digan si quieren continuar o no", ha explicado Raúl López, que ha estimado que la Mesa pública con las licitadoras no se convocará hasta alrededor del 30 de octubre.