Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres hombres, de entre 22 y 34 años, por su presunta responsabilidad en media docena de hurtos -al descuido- de maletas y equipajes en las inmediaciones de la estación María Zambrano, en Málaga capital. Según las indagaciones, los sospechosos aprovechaban cualquier despiste de los pasajeros que se dispusiesen a coger un vehículo de transporte público en la calle Explanada de la Estación; otras veces ejecutaban ellos mismos alguna maniobra para distraer a sus víctimas y así consumar el delito. El valor total de los efectos sustraídos asciende a unos 46.000 euros.

La operación ‘Apu’, que ha sido llevada a cabo por investigadores adscritos a la Comisaría de Distrito Centro de Málaga, se inició el pasado mes de agosto al tenerse conocimiento de un entramado criminal que se dedicaría a sustraer maletas en la estación María Zambrano.

Los agentes recabaron en apenas unas semanas media docena de hurtos de maletas y equipajes a viajeros que llegaban en tren a la capital. En todos los casos, el ‘modus operandi’ resultó ser muy similar.

Conectados entre sí por telefonía móvil y auriculares inalámbricos

Según las pesquisas, los investigados actuaban de manera coordinada y permanecían entre ellos conectados entre sí a través de teléfonos móviles y auriculares inalámbricos.

Así, mientras alguno de ellos seleccionaba al objetivo dentro de la estación de trenes -tenían como preferencia a aquellos viajeros con pertenencias y equipajes de reconocidas marcas de prestigio-, otros esperaban junto a la parada de vehículos de transporte público y aprovechaban algún despiste de los usuarios para hacerse con sus pertenencias.

En otros casos, si no encontraban la ocasión, ellos mismos propiciaban la distracción de sus objetivos saliendo uno de ellos al paso de los mismos con alguna pregunta o excusa, y un compinche les sustraía sus efectos.

Finalmente, fruto del dispositivo establecido al efecto junto a las referencias dadas por las víctimas y testigos, los agentes identificaron y detuvieron a los presuntos responsables de los hechos.

Entre los hechos denunciados como sustraídos figuran bolsos de marcas de prestigio, aparatos tecnológicos y otros efectos de valor