La Costa del Sol celebró ayer en Torremolinos un acto de homenaje a los pioneros del turismo, a los que ha agradecido su «trabajo, tesón y valentía» para iniciar la transformación de este municipio malagueño y del destino turístico.

El presidente de Turismo Costa del Sol y de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha participado en Torremolinos junto a la alcaldesa, Margarita del Cid, en un acto de homenaje a los pioneros del turismo en la Costa del Sol. Afirmó que este acto «hace justicia con todos los que hicieron posible este cambio» y que la Costa del Sol fue pionera y sigue siéndolo en muchos ámbitos gracias a los profesionales que se dedican «en cuerpo y alma» a sus negocios.

El presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha participado en Torremolinos junto a la alcaldesa, Margarita del Cid, en un acto de homenaje a los pioneros del turismo en la Costa del Solo.

El presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha participado en Torremolinos junto a la alcaldesa, Margarita del Cid, en un acto de homenaje a los pioneros del turismo en la Costa del Sol L. O.

A pesar de la incertidumbre de la situación actual, marcada por la guerra en Ucrania, el encarecimiento de las materias primas y la crisis energética, la Costa del Sol ha alcanzado este verano –de junio a agosto- los registros de 2019, que fue el mejor año turístico de la historia, con unos ingresos que han rozado los 7.400 millones de euros y la visita de 5,7 millones de turistas. «Torremolinos desempeña un papel fundamental en el conjunto de la Costa del Sol, que ahora se marca los objetivos de afianzar, consolidar y recuperar aquellos indicadores que aún podemos mejorar en los próximos meses», aseguró Salado.