Reciclados Roster y su empresa alter ego, Construcciones Fearral llevan más de una década haciendo de la economía circular el objeto primordial de su actividad.

Una actividad que pasa por completar y cerrar el circulo en el proceso del tratamiento selectivo de residuos: hormigones, escombros, asfaltos, madera, tierra, plásticos, arenas, etc. son seleccionados y separados escrupulosamente para iniciar su proceso de reutilización. Además, en Roster manipulan áridos reciclados para su comercialización y venta transformados en zahorra, macadam, grava hormigón, grava y arena en versiones hormigón y RCD (Residuos de Construcción y Demolición). Un claro ejemplo este de puesta en práctica de la economía circular que se completa con la posterior venta de estos nuevos materiales a las empresas del sector de la construcción para que puedan reutilizarlos en sus trabajos de edificación y reforma. De esta forma, se ayuda a prolongar la vida y la utilidad de los recursos fomentando a la vez el cuidado del medioambiente.

Esta empresa malagueña con más de una veintena de trabajadores, y cuya planta de residuos ocupa 100.000 m² en el camino de los Chopos en el polígono Guadalhorce y en El Tarajal, está adaptando e incorporando a su planta de residuos nueva maquinaria y todos los elementos para cumplir con las directrices de la nueva Ley de Residuos aprobada en el pasado mes de enero.

Para Juan Arrabal, CEO de Reciclados Roster, se hace indispensable que las empresas implicadas vayan aplicando todos los aspectos que se recogen en la nueva Ley, «que tiene un claro objeto: fomentar cada vez más el separado de residuos en origen». Arrabal cita como ejemplo de lo anterior la entrada en vigor a principios de 2023 de unas tasas, unos impuestos que van a valorizar a todos aquellos que reciclen sus residuos en origen. «Si ahora una cuba llena de residuos mezclados de hormigón, madera, plásticos, tierras, etc., -indica Arrabal- cuesta unos 14 euros por tonelada, a partir de 2023 esa misma cuba tendrá que pagar una tasa aproximada (los precios todavía no están fijados) de unos 40 euros más, lo que incrementaría los costes de esa cuba en casi el triple (se pagarían en total unos 54 euros aproximadamente)». «Con esto lo que se quiere conseguir -termina Arrabal- es que cada residuo vaya en solitario y no mezclado con otros, fomentando de este modo la economía circular».

Arrabal se felicita de la implicación de las diferentes administraciones en la elaboración de las normas reguladoras de algo tan importante como es el cuidado del medioambiente, «especialmente significativa está siendo la labor de la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga», destaca el CEO de Roster.

Además en esta empresa malagueña preservan el medioambiente haciendo una gestión eficiente con su flota de camiones, ahorrando combustible y viajes».

En ese afán de cerrar el ciclo de la economía circular, Reciclados Roster y Construcciones Fearral colaboran desde hace cuatro meses con la Asociación ODS Medioambiental, una organización que fiscaliza y controla las actuaciones que se llevan a cabo con los materiales y su correcto uso, o el seguimiento para que no sean depositados en alguno de los 75vertederos ilegales que tienen catalogados en la provincia de Málaga. Además, esta organización está ejerciendo labores de asesoramiento a organismos públicos como los ayuntamientos de costeros de Nerja, Torremolinos y Benalmádena en la elaboración de sus Planes de Economía Circular y en la firma de convenios en esta misma materia con otras administraciones y empresas.