La cuadrilla de Benalmádena conformada por el oficial José Manuel Aliaga y el ayudante Jorge López se alzó ayer en Málaga con el 55 Concurso Nacional de Albañilería de la Peña El Palustre -Certamen Manuel Peláez Santiago-, considerado como «la Champions League de la albañilería». Como cada año, los organizadores del certamen rizaron el rizo con la dificultad del ejercicio que proponen a las cuadrillas participantes, en esta ocasión 32 equipos de todo el país.

Los ganadores de este año y un momento del certamen. GREGORIO MARRERO

La construcción a la que debían enfrentarse en un plazo de cuatro horas, cuyos planos conocieron a las ocho de la mañana, justo antes de comenzar el concurso, volvía a desafiar la gravedad, y de hecho solo trece de las 32 se quedaron en pie, mientras que las demás se derrumbaron. «Son tres arcos sobre un tetraedro, y la dificultad geométrica son los círculos inscritos en los triángulos, que han obligado a los concursantes a hacer unas cerchas desmontables», explicó Raúl Rejón, diseñador del ejercicio de este año y miembro del jurado.

La cuadrilla ganadora fue la encabezada por José Manuel Aliaga como oficial con Jorge López como ayudante, mientras que el segundo premio fue para Aleix Plana Hortoneda y Vasile Safta, desplazados desde Vila-Seca (Tarragona), y el tercero, para Javier Fernández Suazo y Óscar Miguel Tejera, de Plasencia (Cáceres). Poco después de conocerse el palmarés, los ganadores aseguraron que tenían «mucha ilusión» porque acuden al concurso «siempre con esperanza, pero es muy difícil porque siempre hay cuadrillas muy buenas».

Una cuadrilla de Benalmádena gana el 55 Concurso Nacional de Albañilería de El Palustre

Los trabajos de las cuadrillas pudieron ser seguidos por el numeroso público que asistió a la plaza del barrio de El Palo donde tradicionalmente se desarrolla el concurso de albañilería más prestigioso y más antiguo de España, al celebrarse desde 1967.

Esta edición ha sido la primera en la que Manuel Peláez Santiago, alma máter del concurso junto con su hermano Demófilo, no ha dirigido la comisión organizadora. En 2021 dejó el cargo por motivos de salud, tras lo que se aprobó por unanimidad rebautizar el concurso con su nombre y hacerle presidente honorífico.

Los ganadores reciben un trofeo y una dotación económica de 6.000 euros, que para los segundos es de 2.500 euros; para los terceros de 1.500, y para los cuartos, de 1.000 euros, a los que se suman cinco accésit de 250 euros.